Capturan a alias “Carrillo”, presunto jefe del clan del golfo en los Llanos Orientales

Según la Policía, “Carrillo” había sido enviado por alias “Pablito” como pieza clave en el plan de expansión del clan del Golfo en el oriente del país.

A la izquierda, uno de los grafitis hechos por “Carrillo” tras su llegada a Villavicencio (Meta). A la derecha, una foto de la captura de alias “Carrillo”. / Foto: Cortesía Policía.
A la izquierda, uno de los grafitis hechos por “Carrillo” tras su llegada a Villavicencio (Meta). A la derecha, una foto de la captura de alias “Carrillo”. / Foto: Cortesía Policía.

En la urbanización Villa Valeria de Villavicencio (Meta), cayó Carlos Goez Giraldo, alias “Carrillo”, un supuesto jefe del grupo armado organizado (GAO) clan del Golfo. Goez Giraldo, de 35 años, habría llegado en junio de este año a los Llanos Orientales para continuar con la expansión de la estructura más criminal más grande y poderosa del país.

Uno de los investigadores del Bloque de Búsqueda contra bandas criminales de la Policía le dijo a El Espectador que la entrada de alias “Carrillo” a los Llanos habría ocurrido una semana después de que cayera Gonzalo Oquendo Urrego, alias “Moná”. Este último desde el año pasado ejercía como líder del clan del Golfo en Vichada, Meta y Guaviare.

Desde mediados de 2015, los hombres a cargo de “Moná” se enfrentaban con el grupo criminal los Puntilleros, el segundo grupo armado organizado más grande del país –cuenta con 180 integrantes–. El enfrentamiento se habría originado después de la muerte del fundador de los Puntilleros, alias “Pijarvey”, cuando ambos grupos criminales incumplieron los pactos que antes habían establecido para el control del narcotráfico y las vacunas.

Después de que “Moná” fuera abatido por la Policía el pasado 12 de junio, Uldar Cardona, alias “Pablito”, el jefe militar del clan del Golfo, le encomendó a alias “Carrillo” la misión de reemplazarlo y seguir consolidando la presencia de la organización en el departamento del Meta. Las autoridades creen que alias “Carrillo” era uno de los hombres de confianza de “Pablito”, pues era un exparamilitar del Bloque Bananero de las AUC, que a pesar de desmovilizarse en 2004, en 2005 fue capturado por el delito de porte de armas.

Para anunciar su llegada a la región, alias “Carrillo” y su grupo habrían hecho una serie de grafitis en 46 casas de Villavicencio y Cumaral (Meta) con la inscripción: “AGC llegamos para quedarnos”. Precisamente por estos hechos, el pasado fin de semana también fueron capturados otros siete presuntos integrantes del clan del Golfo, quienes ya fueron enviados a Medellín para la legalización de sus capturas.

Entre las funciones de alias “Carrillo” estaba enfrentarse militarmente con los Puntilleros. Para ello, le dijeron los investigadores de la Dijín a El Espectador, tendría bajo su mando a aproximadamente 80 hombres. Además, en días recientes había llegado a la región Roberto Carlos Osten, alias “Navarro”, para hacerse cargo del departamento del Guaviare. No obstante, “Navarro” fue capturado en San José del Guaviare el pasado sábado 20 de agosto.

En el operativo que permitió la captura de “Carrillo”, la Policía incautó desde vehículos hasta granadas y cartuchos para fusiles AK47. Una camioneta blanca marca Volkswagen, dos motocicletas, tres memorias USB, 11 teléfonos celulares, un computador, dos granadas, una pistola y 58 cartuchos de distintos calibres.

Además, según la Policía, fueron encontrados importantes documentos con nóminas con nombres y alias, inventarios de armamento y motocicletas, manuscritos hallados en agendas donde plasman la estructura y distribución de esta organización en los municipios de Restrepo, Cumaral, Barranca de Upia, Parate Bueno y Villavicencio (Meta) y Villanueva (Casanare).

Antes de su llegada a los Llanos, alias “Carrillo” se desempeñaba como mandamás en los municipios de Chigorodó, Carepa, Apartadó, Piedras Blancas y San José de Apartadó (Antioquia). Al parecer, el hombre de 35 años había sido reclutado por uno de los jefes más importantes del clan del Golfo: Luis Orlando Padierna Peña, alias “Inglaterra”, quien está al frente de las finanzas de la organización.

Después de la legalización de su captura y la imputación de cargos, el juez de control de garantías que atendió su caso decidió enviarlo a un centro carcelario que aún no ha sido definido. Ahora solo resta espera que el fiscal 26 especializada contra el crimen organizado de la ciudad de Medellín (Antioquia) avance en el llamado a juicio contra el presunto líder del clan del Golfo.