Capturan a “Azul”, disidente de Farc vinculado a asesinatos de líderes en Putumayo

Noticias destacadas de Judicial

Abel Antonio Loaiza Quiñonez es señalado de servir de sicario al frente 48 de las disidencias de las Farc. Se le ocho homicidios, seis episodios de desplazamiento forzado y un caso de tentativa de homicidio, entre otros delitos.

Un cuerpo élite de la Policía capturó este viernes santo en Puerto Asís (Putumayo) a Abel Antonio Loaiza Quiñonez, alias Azul, a quien se señala de pertenecer al frente 48 disidente de la extinta guerrilla de las Farc, uno de los que tiene mayor vinculación con el narcotráfico, y de estar detrás de varios crímenes contra líderes. Según las autoridades, se trata de un mercenario al servicio de este grupo armado que estaría detrás de varios asesinatos de defensores de derechos humanos, de reinsertados de la exguerrilla, así como de casos de desplazamiento forzado en el medio y bajo Putumayo.

(Lea también: “Dígales que la orden es tumbarlos”: ultimátum a tres líderes sociales de Putumayo)

Según señaló a medios de comunicación el comandante de la Policía en Putumayo, coronel Francisco Gélvez Alemán, Azul fue capturado mientras asistía al velorio de su hermano, José Hermides Loaiza Quiñonez, de 26 años. El hermano del supuesto sicario de las disidencias, asegura la Policía, también estaba en las filas del frente 48 y fue encontrado muerto hace tres días, sobre aguas del río Putumayo. A partir de información de inteligencia establecieron que el hombre asistiría a la velación y allí lo aprehendieron.

A Azul se le atribuyen, por lo menos, ocho homicidios, seis episodios de desplazamiento forzado y un caso de tentativa de homicidio, entre otros hechos delictivos. En concreto, se le señala como responsable de los asesinatos de los líderes Gloria Ocampo (quien murió el 6 de enero de 2020 en Puerto Guzmán, Putumayo), Gentil Hernández (8 de enero en Puerto Guzmán), Óscar Quintero (8 de enero en Puerto Guzmán), y Eladio Moreno (6 de enero de 2020 en Puerto Guzmán). Así como del del excombatiente Óliver Piñeros, asesinado el 11 de noviembre de 2019 en Piamonte, Cauca.

(Le puede interesar: Carteles mexicanos tras la masacre de Piamonte, la hipótesis de dos testigos)

Asimismo, Policía y Fiscalía han vinculado a Azul con otros dos crímenes, sin que hasta ahora se haya podido establecer un posible grado de responsabilidad: Por un lado, el triple homicidio del líder de la vereda Consolata de Piamonte (Cauca), Hamilton Gasca Ortega, y dos hijos suyos, menores de edad, asesinados el pasado 4 de abril. Y, por otro, con la tentativa de homicidio registrada el 27 de enero de este año en Puerto Guzmán contra Gasca Ortega.

Al momento de su captura, Azul puso resistencia, e intentó huir en moto, con lo cual se inició un enfrentamiento en el que resultó herido él y varios uniformados. Esto le supuso que fuera internado en la Clínica Putumayo, también ubicada en Puerto Asís, de donde fue dado de alta al mediodía. Ahora, el sujeto será puesto a disposición de un juez de control de garantías, pues la Fiscalía planea imputarle los delitos de homicidio, desplazamiento forzado, concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego, municiones y accesorios.

Comparte en redes: