Capturan dos presuntos jefes del Clan del Golfo que delinquían en los llanos orientales

Juan Carlos Lozada, alias Garipiare, es señalado de asumir la estrategia ilegal en esa región del país. Mientras que Luis Alberto Echavarría, alias Rogelio, era el presunto responsable de ordenar asesinatos que se negaban a realizar el pago de cuotas extorsivas. 43 personas más de la organización fueron capturados.

Alias Garipiare, según la Policía, asumió la estrategia del Clan Del Golfo ordenada por Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel.Archivo particular.

Autoridades colombianas capturaron en las últimas horas 46 integrantes del Clan del Golfo, entre ellos, dos presuntos jefes de esa organización ilegal que delinquían en los llanos orientales. Según la Policía, estas detenciones afectaron eslabones del narcotráfico y el crimen organizado en los departamentos de Córdoba, Meta, Guaviare y la región del Urabá Antioqueño.

Se trata de Juan Carlos Lozada, alias Garipiare, supuesto miembro principal en los llanos orientales; y Luis Alberto Echavarría, alias Rogelio, quien al parecer delinquía en la zona en la zona de Ariari (Meta).

Alias Garipiare, según la Policía, asumió la estrategia del Clan Del Golfo tras ser ordenada por Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel. Dicha estrategia buscaba consolidar la presencia de la organización en esa región del país y, para ello, Garipiare habría utilizado como método de financiamiento el narcotráfico y la extorsión.

Alias Rogelio, por su parte, era el presunto responsable de ordenar la ejecución de asesinatos selectivos a comerciantes y ganaderos que se negaban a realizar el pago de cuotas extorsivas a la organización ilegal. Junto a ellos, también fue capturado Margel Martínez Polo, alias Cano, quien, según las investigaciones, también realizaba acciones ilegales en los llanos orientales.

“Esta persona era la encargada de la ubicación del personal proveniente del Urabá, coordinando la entrega del material de guerra y de intendencia, asimismo brindaba seguridad en los corredores de movilidad criminal y narcotráfico utilizados por la organización en Meta y Guaviare”, precisó la Policía.

Los otros 43 integrantes de esta organización fueron capturados por la Inperpol, en coordinación con la Fiscalía, Ejército y Armada Nacional, en el marco de la operación Cibeles III. Según la Policía, un juez de garantías determinó que estas personas deben permanecer en un centro penitenciario mientras avanza el proceso judicial.