En un operativo conjunto

Capturan a Pedro Aguilar, líder del paro camionero

La Fiscalía General le imputará los delitos de falsedad en documento público, fraude procesal y concierto para delinquir por el cartel de la "chatarrización". Las autoridades emitieron otras 18 órdenes de detención.

Pedro Aguilar, presidente de la Asociación Colombiana de Conductores. / Herminso Ruiz

En un operativo conjunto fue capturado en la mañana de este martes en la ciudad de Cali el líder camionero Pedro Aguilar. La Fiscalía General le imputará los delitos de falsedad en documento público, fraude procesal y concierto para delinquir en el marco de la investigación que se adelanta por el escándalo del "cartel de la chatarrización". 

El vocero de los camioneros será trasladado en las próximas horas a Bogotá para la audiencia de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento. Esta captura se adelantó en el marco de una redada contra representantes de las movilizaciones camioneras en los departamentos del Valle, Nariño, Boyacá y la capital de la República.

ElEspectador reveló en julio de 2016 la declaración de Andrés Villegas, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Camioneros en el Valle del Cauca, y una de las personas más cercanas a Aguilar. En su relato indicó que el líder de los camioneros era la cabeza de una red criminal que estafó al Estado en los procesos de chatarrización de vehículos de carga pesada.

Villegas le detalló a la Fiscalía General las acciones ilegales que adelantó durante años Aguilar. Entre estas se encontraban la promoción de paros camioneros, la afectación a los vehículos de sus enemigos o de las personas que no apoyaran sus ideas. Hizo especial énfasis en la forma en cómo se falsificaron trámites en el proceso de la cauterización.

En 2009, señaló el testigo, Pedro Aguilar le enseñó a poner vehículos a nombres de terceros, entre estos sus familiares, y a cambiarles las piezas para ganar más dinero. El líder camionero aprovechó la situación y aumentó su fortuna con la falsificación de documentos y trámites.

“Me di cuenta de que me volví un sepulturero de camiones y de una palta que fue recogida para ayudar al pequeño camionero y a renovar el parque automotor. Esto no ha contribuido, sino a que se forme un monopolio del transporte”, explicó Villegas quien se convirtió en testigo de la Fiscalía en esta investigación.  

Aguilar estuvo detrás de la falsificación de documentos para hacer pasar carros de basura, camiones pequeños, volquetas y vehículos del transporte público como “tractomulas chatarra” y así el Gobierno les pagara entre $35 y $80 millones. Villegas declaró que Pedro Aguilar y Johana Castillo tenían unas 12 estampillas con las que certificaban documentación de los camiones modificados.

Detalló además que la mayoría de tarjetas de propiedad y carpetas en las que se guardaba la información de vehículos viejos que ya habían sido chatarrizados eran sacadas de las Secretarías de Tránsito de municipios como Puerto Tejada (Cauca) y Guacarí (Valle). Con estos documentos, explicó Villegas, lograban legalizar la chatarrización de tractomulas que nunca rodaron por las carreteras del país.

Andrés Villegas testificó que a un miembro de la Policía de Cali, a quien identificó como Hernán Lasso, le pagaban con carros y con sumas hasta de $4 millones para que les ayudara a certificar los camiones que iban a ser chatarrizados. Junto a Lasso trabajaban, afirmó, otros dos policías: García y Calambaz. Los tres, según Villegas, cumplían órdenes de Pedro Aguilar y Manuel Rodríguez. Sin embargo, Villegas manifestó que él mismo era quien se entendía directamente con los policías.

“Ellos eran muy delicados”, le dijo a la Fiscalía Villegas, y añadió que sólo les pagaban en efectivo, le hacían apagar el celular y lo requisaban para que no los fuera a grabar. Entre las pruebas que entregó el testigo está una libreta en la que anotó cada uno de los negocios que hizo con Pedro Aguilar y Manuel Rodríguez. Los pagos hechos por el arreglo de cada camión, a quién se le pagaron sobornos y cuánto terminaban ganando por la chatarrización ilegal de los vehículos. Asimismo, dio números de cuentas bancarias entre las que supuestamente se hicieron giros que evidenciarían su relación con Aguilar.

Otros de los funcionarios de los que habló Andrés Villegas y que supuestamente tenían relación con Pedro Aguilar fueron dos agentes de la Dijín: Luis Fernando Cruz y Sergio Martínez, a quien le decían el Gordo. La versión de Villegas es que estos hombres fueron los encargados de adelantar las pesquisas por el cartel de la chatarrización y fueron sobornados con $10 millones para beneficiar a Aguilar. El objetivo era borrar los registros irregulares de las placas y la información de las tractomulas. Sin embargo, a mediados de 2014 la investigación tomó fuerza y al parecer nada pudieron hacer.

Después de declarar Villegas aseguró que recibió amenazas de muerte por parte cercanas a Villamizar, hecho que lo obligó a pedir protección de las autoridades puesto que su vida y la integridad de sus seres queridos estaba en riesgo. Villegas ya fue condenado a cuatro años de prisión por el cartel de la chatarrización”.

679859

2017-02-14T11:25:08-05:00

article

2017-02-14T13:04:27-05:00

none

Redacción Judicial

Judicial

Capturan a Pedro Aguilar, líder del paro camionero

52

5585

5637