Por mismo delito tendrá que responder Vargas Gaitán

Andrés Jaramillo, nuevamente ante la justicia por el "carrusel de la contratación"

El exrepresentante de Conalvías tendrá que responder por el delito de lavado de activos el próximo 30 de octubre. Al parecer, lavó $13.200 millones a través de la fundación de Víctor Manuel Vargas Gaitán, quien fue capturado en el municipio de Somondoco (Boyacá).

Andrés Jaramillo López, exrepresentante de Conalvías.Archivo El Espectador.

Funcionarios del CTI de la Fiscalía capturaron a Víctor Manuel Vargas Gaitán, representante legal de la Fundación Bogotá, un espacio para amar, quien habría recibido de Andrés Jaramillo López, exrepresentante de Conalvías, 15 cheques por más de $13.200 millones que serían parte del anticipo para la culminación de la Fase III de Transmilenio.

De hecho, el próximo 30 de octubre, el organismo investigativo le imputará el delito de lavado de activos a Jaramillo López por presuntamente haber desviado el dinero que recibió como anticipo. Por este delito, Vargas Gaitán también deberá responder ante un juez de garantías en los próximos días. (Lea: Fiscal general ordena revertir traslado del expresidente de Conalvías a Cespo)

Esta es una nueva línea de investigación de la dirección especializada contra el lavado de activos en el mencionado carrusel de contratación. Vargas Gaitán fue capturado en el municipio de Somondoco (Boyacá) y, según las investigaciones, recibió el giro de los cheques por supuestos servicios de transporte de materiales que nunca se prestaron porque, según la Fiscalía, la fundación carecía de vehículos y personal para tal fin.

El organismo investigativo, además, constató que le fueron generadas 15 cuentas de cobro ficticias para soportar la actividad que la organización que Vargas Gaitán, aparentemente, iba a cumplir en la adecuación de la calle 26 al sistema de trasporte Transmilenio.

“El representante de la Fundación Bogotá, un espacio para amar, conocía la ilicitud del dinero transferido y resguardó, transformó, custodió, ocultó y encubrió su origen”, precisó el ente investigativo que, luego de imputarle el cargo, solicitará que Vargas Gaitán sea enviado a un centro penitenciario. (En contexto: Andrés Jaramillo no aceptó cargos por “carrusel de contratación”)

Dentro de las investigaciones por este escándalo de corrupción, la Fiscalía le había imputado al exrepresentante de Conalvías los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, contratos sin requisitos legales, peculado por apropiación y cohecho, por las irregularidades en la celebración del contrato 138 de 2007 y el ofrecimiento de dadivas para que lo favorecieran funcionarios a cargo de la adjudicación.

Precisamente, el contrato 138 de 2007 fue adjudicado inicialmente al Grupo Nule, pero, ante los incumplimientos y demoras en la construcción, fue cedido a Conalvías por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y la administración del entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas. Moreno Rojas, además de tener investigaciones pendientes por estos mismos hechos, ahora la Fiscalía lo investiga por los sobornos de Odebrecht.