Capturan a seis integrantes de la banda los 'Ferrari'

Según la Policía esta organización delincuencial se dedicaba a la estafa a través de comercializadoras de vehículos.

La Policía confirmó que en desarrollo de una operación contra organizaciones dedicadas a la estafa en comercializadoras informales de vehículos, fueron capturados seis integrantes de la banda denominada los ‘Ferrari’.

Desde el pasado mes de septiembre de 2014 la Dijín inició el proceso investigativo en contra de una organización delictiva, dedicada a la estafa en la modalidad de delito masa, la cual comercializaba vehículos con pendientes de embargo de juzgados civiles, municipales y del circuito.

El desarrollo de la investigación permitió la ubicación de 35 víctimas, las cuales entregaron aproximadamente 510 millones de pesos a esta organización delincuencial, por la compra de un total de 34 vehículos particulares y de servicio público, los cuales tenían procesos activos de embargo en la ciudad de Bogotá.

Cabe aclarar que estos automotores están vinculados a procesos que adelantan diferentes juzgados, los cuales delegan la responsabilidad de la custodia de los vehículos a los auxiliares de la justicia (secuestres) y para el caso de la investigación a varios parqueaderos de la capital.

Entre los capturados está alias ‘mechas’ y ‘pastora’, quienes se encargaban de ofrecer los vehículos y firmar los contratos de compraventa.

Alias ‘Archi’, administrador del parqueadero ‘Ferrari’ y quien permitía el acceso a las instalaciones a todos los integrantes de la banda con las víctimas, con el fin de observar los vehículos a comprar. Facilitaba su cuenta bancaria en varias ocasiones para que le consignaran dineros por concepto de las negociaciones.

Alias ‘Pierre’ era el abogado y encargado en varias ocasiones de hacer en computador los contratos de compraventa.

Alias ‘Gio’ tenía como función mostrar vehículos y ofrecerlos, para atraer nuevas víctimas y a la vez realizar retiros de dinero de las cuentas bancarias. Alias ‘Conny’ era la secretaria de esta organización, quien elaboraba los contratos de compraventa de vehículos, diligenciando los recibos de caja para que posteriormente los firmaran ‘mechas’ y ‘pastora’.

La modalidad delictiva desarrollada por esta estructura criminal, se fundamentaba en las siguientes características:

• Se efectuaba por medio de engaño a víctimas, a quienes aseguraban les sería entregado un vehículo libre de embargo y a bajos costos con relación a la oferta del mercado.

• Los delincuentes en complicidad con el administrador de un parqueadero en la localidad de Puente Aranda, ofrecían a sus víctimas los vehículos sin darles a conocer que se encontraban con medida de embargo, brindaban facilidades de pago, el negocio se basaba en un contrato de compraventa.

• Los dineros producto del ilícito eran ofrecidos en efectivo o depositados en cuentas de ahorros de los victimarios.

• Los pendientes de embargo de dichos eran borrados transitoriamente mientras se vendía dicho automotor.


 

Temas relacionados