En las últimas horas

Capturan a supuesta enfermera del Clan del Golfo en el Bajo Cauca

Además de atender a los miembros de esa estructura que se encontraban heridos o enfermos, también se habría desempeñado como coordinadora de cobros de extorsiones.

El Clan del Golfo fue uno de los primeros grupos armados ilegales en mostrar su voluntad de acogerse a la ley de sometimiento a la justicia. Archivo Particular.

El Ejército Nacional capturó, en las últimas horas, a una mujer que se desempeñaba como enfermera al interior del Clan del Golfo. Fue capturada en la región del Bajo Cauca, departamento de Antioquia, según lo confirmaron fuentes oficiales a El Espectador. 

Según información conocida de manera preliminar, además de atender a los miembros de esa estructura que se encontraban heridos o enfermos, también se habría desempeñado como coordinadora de cobros de extorsiones.

(En contexto: Clan del Golfo tiene 7.000 hombres, dice la Fiscalía)

Estos servicios ilegales los habría cometido en la región del Bajo Cauca y en el municipio de San José de Uré, en Córdoba. El Ejército realizó la operación luego de haber recibido varias denuncias que alertaban la presencia de una mujer presionado para el pago de una extorsión.

Esta mujer, de acuerdo con la entidad castrense, se encontraba en compañía de dos hombres quienes, al notar la presencia de militares, huyeron de la región. Esta persona fue puesta a ante las autoridades competentes para su judicialización.

En las últimas semanas, este grupo al margen de la ley ha venido evaluando su proceso de sometimiento a la justicia junto con el gobierno. El pasado mes de julio se llevó a cabo una reunión entre el exvicepresidente Óscar Naranjo y representantes del Clan del Golfo para discutir cuáles son los requisitos que deben cumplir los miembros del grupo armado ilegal que quieran someterse a la ley aprobada por el expresidente Juan Manuel Santos.

(Le puede interesar: Clan del Golfo estudiará los requisitos para someterse a la justicia)

Uno de los requisitos claros a los que se tendrán de acoger quienes se presenten, es el de mostrar su compromiso para garantizar los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación. Además, deberán seguir tres pasos que ordena la ley para cumplir con las reglas para el sometimiento colectivo. El primero tiene que ver con el ámbito personal de aplicación de la ley; el segundo con las medidas de fortalecimiento de la investigación y judicialización de los grupos y organizaciones criminales; y el tercero, un procedimiento especial para la sujeción de los mismos.