Caquetá y Putumayo lloran a niña de 10 años asesinada antes de Navidad

Karen Sofía Romero desapareció de su casa el pasado viernes. Con ayuda de vecinos del sector, en zona rural de Putumayo, el cuerpo de la pequeña fue hallado, desnudo y con signos de maltrato.

Hace un año, el país entero lloraba la violación y asesinato de la pequeña Yuliana Samboní, de 7 años. Su asesino, Rafael Uribe Noguera, paga una pena de 58 años de prisión. Foto: Mauricio Alvarado - El Espectador

Desde el pasado viernes 22 de diciembre, la familia de la pequeña Karen Sofía Romero, de 10 años, vive la peor de las pesadillas. Ese día en la madrugada, sus padres se dieron cuenta de que la niña no dormía con su hermana como solía hacerlo, y al salir a buscarla con ayuda de una veintena de vecinos hallaron su cuerpo a unos dos kilómetros de la finca donde viven. La niña estaba desnuda y mostraba signos de maltrato. 

“Ella dormía con la hermanita de 11 años de edad. Y más o menos como a las 3:00 de la mañana la hermanita me llama y me pregunta si la niña está durmiendo con nosotros. Yo le dije que no, y le dije que revisara que de pronto no se hubiera caído y estuviera debajo de la cama. Y ella se fue prendió las luces, revisó y me dijo que no estaba”, le contó la madre de la niña al medio local Tucaqueta.com. 

(Puede interesarle: De cada 200 niños muertos en el mundo, dos mueren en Colombia)

La familia vive en zona rural de Puerto Leguízamo, un municipio de Putumayo que colinda colinda con Caquetá, departamento del que son oriundos. El cuerpo de la pequeña fue trasladado hasta Florencia, en donde se espera que Medicina Legal realice la necropsia y dé luces de lo que pudo haber ocurrido con ella durante las horas que estuvo fuera de la protección de sus padres.  

El año pasado, según el informe que cada año difunde Medicina Legal, fueron asesinados en el país 639 menores de edad, de 0 a 17 años. Es decir, un promedio de casi dos niños asesinados cada día. Justo hace un año, el país entero lloraba a Yuliana Samboní, una pequeña de 7 años que llegó con su familia desde el Cauca a vivir en un barrio de invasión en Bogotá. Justamente en ese barrio fue secuestrada por el arquitecto Rafael Uribe Noguera, quien hoy está condenado a 58 años de prisión por haberla violado y asesinado. 

 

 

 

SOLITA| En la vereda La Caqueteña, del municipio de Mayoyoque, Putumayo, a tan solo unos minutos de Solita, Caquetá, se registró el despreciable asesinato de una niña de 10 años de edad, quien al parecer fue violada, arrastrada por un caballo y posteriormente asesinada por desconocidos.