A la cárcel cuatro policías procesados por permitir venta de droga en Bogotá

Los uniformados adscritos a la Policía Metropolitana habría recibido comisiones de una organización delincuencial.

Al considerar que representan un peligro para la sociedad y pueden afectar el proceso judicial el juez 81 de control de garantías en Bogotá cobijó con medida de aseguramiento privativa de la libertad a cuatro policías procesados por presuntamente permitir la venta de droga en los sectores de Patio Bonito y Alameda en el centro de la capital de la República.

El funcionario judicial determinó que los uniformados adscritos a la Policía Metropolitana de Bogotá "no cumplieron con sus obligaciones constitucionales de resguardar y cuidar a la sociedad que juraron defender". Debido a esto ordenó su traslado a la guarnición ubicada en Facatativá (Cundinamarca) mientras se inicia el juicio.

La Fiscalía General les imputó los delitos al capitán de la Policia, Martín Jaime Castillo; al intendente John Celis Rojas, y los patrulleros Andrés Cruz Forero y Humberto Cortés Torres los delitos de cohecho propio, concierto para delinquir, fraude procesal, abuso de autoridad, secuestro extorsivo agravado, de los cuales se declararon inocentes.  

Según la investigación los uniformados recibían una comisión por parte de la organización delincuencial dedicada al microtráfico de estupefacientes en la zona para evadir sus funciones. Igualmente habrían tenido conocimiento de otras actividades ilegales adelantadas entre las que se encuentran hechos de extorsión y secuestro. 

"Se sostiene que la libertad de los imputados podría resultar en una probable obstrucción a la justicia por medio de la manipulación de elementos materiales probatorios o de testigos, que como ha sido referedido en la presente diligencia resultan ser los propios subalternos y compañeros de función policial de los imputados", precisó el juez de garantías.