A la cárcel esposa del exdirector de Medicina Legal en Barranquilla

Un juez de garantías de Barranquilla determinó que la mujer representa un peligro para la sociedad. Es investigada por su presunta participación en el asesinato de su esposo Eduardo Pinto Viloria.

El juez penal municipal ambulante contra bandas criminales cobijó con medida de aseguramiento en centro carcelario a Dayana Jassir de la Hoz en el marco del proceso penal que se le adelanta por su presunta participación en el plan para asesinar a su esposo, el director regional de Medicina Legal, Eduardo Pinto Vitoria.

La mujer, bacteriologa de profesión, fue señalada por otros dos procesados de tener un amplio conocimiento y participación en el crimen. De La Hoz habría sido la persona que tuvo la idea de atentar contra su esposo, esto por presuntamente cobrar un seguro de vida que tenía el alto funcionario.

La Fiscalía le imputó los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado. En la diligencia judicial, que se hizo a puerta cerrada impidiendo el ingreso de los medios de comunicación, la procesada se declaró inocente. El juez de control de garantías envió la boleta para que sea recluida en la cárcel El Buen Pastor. 

De acuerdo a lo revelado en la audiencia celebrada el pasado miércoles, Dayana Jassir De la Hoz le habría enviado a Johan Enrique Beltrán, su conductor de confianza y supuesto amante, el número telefónico del asesino a sueldo que cometió el homicidio. Según información publicada por el diario El Heraldo, el mensaje de Jassir de la Hoz decía: “Llama a este teléfono y cuadra todo con él”.

El teléfono, se supo en la diligencia judicial, habría sido enviado 15 días antes del homicidio. Además, la Fiscalía reveló otro mensaje en el que se evidencia la relación sentimental que sostenía la mujer con su chofer. “No te imaginas lo que sería capaz de hacer por ti. Deseo que me des un hijo. Te amo”, le habría dicho vía Whatsapp.

La hipótesis de los investigadores del caso es que la muerte de Eduardo Pinto habría sido planeada por la pareja de amantes para quedarse con un seguro de $300 millones que cobijaba al funcionario público. Sin embargo, la defensa de la mujer indicó que dicho seguro estaba a nombre de Dayana Jassim y de la madre de Eduardo Pito, por lo que el monto que ella cobraría sería en realidad de $150 millones.

Esta versión estaría respaldada por las declaraciones que rindió Johan Beltrán, el chofer de confianza de la familia, ante los investigadores de la Fiscalía. De acuerdo a lo revelado el pasado miércoles en la audiencia de imputación de cargos, habría sido Dayana Jassir de La Hoz quien habría ideado el plan para acabar con la vida del director regional de Medicina Legal.  “La idea de matar a Eduardo nació de Dayana”, le dijo Beltrán a la Fiscalía.

Otro de los testigos clave es Jesús Gutiérrez Arrieta, alias “Chucho”, uno de los sicarios que Beltran habría contactado para llevar a cabo el homicidio.  Según las declaraciones de “Chucho” tanto la esposa del director regional de Medicina Legal como su chofer planearon las coartadas para que el crimen pareciera un robo a la residencia de la pareja de casados. Él le dijo a la Fiscalía que “la esposa del muerto escuchó todas las conversaciones que fueron muy claras entre el señor y mi persona, que fueron unas 15 o 20 llamadas”.

Entre otras cosas, también salieron a la luz una serie de audios que recogieron los investigadores de la Dijín de la Policía, en los que aparentemente los sicarios planean el crimen. En uno de ellos, los hombres conversaron sobre la necesidad de aplazar el plan por la gran cantidad de policías (“aguacates”) presentes en las posibles lugares del crimen (audio1).

AUDIO 1:

 

 

En otro, los presuntos asesinos a sueldo evalúan distintas locaciones en las cuales podrían llevar a cabo el plan. (audio 2).

AUDIO 2:

 

 

De ser aceptada la solicitud de la Fiscalía de dictarle medida de aseguramiento, Dayana Jassir de la Hoz sería recluida en la Cárcel Distrital para mujeres El Buen Pastor en Barranquilla. Por otra parte, las autoridades continúan en la búsqueda de alias “Ñeco”, el presunto líder de la banda criminal a la que le habrían encargado el homicidio y a cambio le habrían prometido un pago de casi $3 millones.

Temas relacionados