A la cárcel jefe de capturas del CTI de la Fiscalía

Walter Osorio Espitia no aceptó el delito de extorsión agravada imputado por la Fiscalía General.

Al considerar que representa un peligro para la sociedad y que fue en contravía de sus facultades como funcionarios público, el juez 28 de garantías cobijó con medida de aseguramiento en centro carcelario al jefe de capturas del CTI de la Fiscalía, John Walter Osorio. En la diligencia judicial el ente investigador le imputó el delito de extorsión agravada el cual no aceptó.

El juez avaló la solicitud presentada por la Fiscalía General, quien indicó que Osorio cobraba entre 15 y 30 millones para no emitir órdenes de captura. “Esa clase de delito afecta a la sociedad y podría ser un peligro para el proceso”, precisó el funcionario judicial al considerar que el procesado tenía pleno conocimiento que estaba incurriendo en una conducta grave.

El jefe de capturas fue detenido en flagrancia cuando estaba cobrándole 30 millones de pesos a una mujer para no abrir ningún proceso en su contra. Según la denuncia, que permitió identificar la conducta delincuencial. Según la investigación Osorio Espitía le manifestó que el auto que conducía había sido reportado como robado en el año 2012 y le mostro un documento en el que aparecía su nombre.

El funcionario citó a la víctima en el norte de la ciudad, y durante el encuentro la mujer grabó la conversación que sostuvo con él. “Es un mensaje a los funcionarios de la Fiscalía y del CTI, que estamos muy pendientes, también, dejando claro que son hechos aislados, que no tienen nada que ver con la función operativa de la Fiscalía General”, precisó el director del CTI, Julián Quintana.

El excoordinador del Grupo Operativo de Capturas y Apoyo a Diligencias Judiciales (GORI), llevaba alrededor de dos años cometiendo este delito, en el que en muchas ocasiones se inventaba las investigaciones, para poder extorsionar a comerciantes.