A la cárcel joven implicado en crimen de Tatiana Fandiño

Kevin Jaramillo se declaró inocente del delito de homicidio agravado imputado por la Fiscalía.

Un juez de garantías cobijó con medida de aseguramiento en centro carcelario a Kevin Rubén Jaramillo Valencia, el joven de 20 años señalado por la Fiscalía General de haber asesinado a su novia Tatiana Fandiño, en un hecho registrado el pasado 23 de marzo en el barrio Roma, localidad de Kennedy, en el sur de Bogotá.

El funcionario judicial consideró que el procesado representa un peligro para la sociedad y en libertad podría fugarse afectando así la recta administración de justicia. Por ello, ordenó su traslado a la cárcel Modelo en la capital de la República.

El cuerpo de la joven, estudiante de gastronomía, fue hallado en una maleta ubicada “en un montón de basura” por un reciclador que dio aviso a las autoridades. Según el ente investigador, Jaramillo habría sido el autor material del crimen con ayuda de un amigo.

En este sentido el fiscal del caso indicó que existen pruebas técnicas, entre las cuales se encuentran intercambios de mensajes por las redes sociales, así como testimonios que permiten inferir la participación de Jaramillo Valencia.

En la imputación se hizo mención a las pruebas de ADN recolectadas por expertos forenses y las cuales fueron la base de la investigación de la Fiscalía. “Con la información recopilada se logró establecer que entre dos envolvieron en una cobija a la joven, después de golpearla, también le amarraron un cable al cuello para terminar de quitarle la vida”.

En la audiencia pública, que se adelantó en la URI de Kennedy, se revelaron las conversaciones que sostuvo el ahora procesado con una amiga en la cual dio pistas sobre su autoría en el crimen y los móviles del mismo.

Por estos hechos no se descartan nuevas órdenes de captura en los próximos días puesto que la Fiscalía General está segura de la participación y conocimiento de otras personas sobre los hechos que rodearon este crimen.

Durante su revelación de cinco años, manifestaron los testimonios recolectados, eran comunes las agresiones físicas del joven a su pareja, debido a ataques de celos. Pocos días después del hallazgo del cuerpo el joven le aseguró a las autoridades judiciales y a los medios de comunicación que era inocente.

Las autoridades no descartan que Jaramillo sea el autor intelectual del macabro asesinato, pues se pudo establecer que la joven ya habría sido agredida físicamente por su pareja, presuntamente por ataques de celos, y en el hecho habría colaborado directamente Martínez.