Carlos Solarte, gigante de la construcción, a juicio por caso Odebrecht

El empresario, reconocido por su trayectoria de más de 50 años en el sector de la construcción, fue acusado este lunes por la Fiscalía por supuestamente haber pagado sobornos para quedarse con el contrato del túnel Tunjuelo-Canoas. Él se declara inocente.

Carlos Alberto Solarte tiene una trayectoria de casi 50 años como constructor.Óscar Pérez - El Espectador

Carlos Solarte, uno de los poderosos de la construcción en Colombia, irá a juicio. El hombre detrás de miles de kilómetros de carreteras con su firma CASS Constructores, se encuentra en los estrados judiciales porque, supuestamente, pagó sobornos para quedarse en 2009 con el contrato para la construcción del túnel que conectaría el río Tunjuelo, la planta de tratamiento de aguas residuales Canoas, y el río Bogotá, esto de la mano de su hija, Paola Solarte, y en asocio con la firma brasileña Odebrecht.

(Lea también: Paola Solarte, condenada a 6 años y medio de prisión por caso Odebrecht)

Según la Fiscalía, CASS Constructores & CÍA. S.C.A. y Odebrecht se asociaron en el Consorcio Canoas y pactaron pagar 8,75 % en coimas, de un contrato que estaba tasado en más de $243.717 millones. Para el ente investigador, Solarte “lesionó la administración pública” con estas acciones, por lo cual formalizó su acusación este lunes.

El dinero de las coimas, explicó el fiscal del caso, habría ido a parar a los bolsillos de concejales, contratistas, funcionarios de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAAB), y hasta en los del exalcalde Samuel Moreno. A este último y a su hermano Iván Moreno también los investigan por estos hechos pues, según las pesquisas, les habrían dado $1.000 millones para favorecer a CASS y Odebrecht en la adjudicación del túnel.

(Le puede interesar: Grupo Solarte, listo para ceder uno de sus contratos 4G)

Mientras la Fiscalía le imputó a Carlos Solarte los delitos de peculado e interés indebido en la celebración de contratos, su hija fue condena a seis años de prisión en marzo de este año, reconociendo su responsabilidad. Paola Solarte firmó entonces un preacuerdo con el ente investigador por los delitos de cohecho por dar u ofrecer, interés indebido en la celebración de contratos y abuso de confianza. 

Para el ente investigador una de las pruebas clave es que el concurso para quedarse con este contrato debió declararse desierto y, sin embargo, le fue entregado de Odebrecht y Solarte. Lo anterior, pues uno de los requisitos para poder hacer el túnel Tunjuelo-Canoas era tener la experiencia previa de haber construido, como mínimo, 8 kilómetros de túneles en máximo 3 contratos, requisito que no cumplía ninguna de las empresas.

(En contexto: Carlos Solarte, en la mira de la justicia por caso Odebrecht )

Asimismo, se conoció parte del papel que habría jugado el también constructor Orlando Fajardo Castillo. A través de él, los Solarte habrían obtenido información privilegiada para quedarse con este contrato, pues Solarte y Odebrecht le habrían ocultado al Acueducto que él era el tercer socio del consorcio y, además, porque Fajardo le habría ofrecido dinero a Manuel Sánchez Castro, abogado que representaba en ese momento los intereses del otro oferente, la Unión Temporal Cartellone para que mantuviera una actitud “pasiva” en su representación. 

872193

2019-07-22T12:53:53-05:00

article

2019-07-22T14:14:20-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Judicial

Judicial

Carlos Solarte, gigante de la construcción, a juicio por caso Odebrecht

72

4339

4411