Educación y cultura en tiempos digitales

hace 26 mins

Cartel de la toga: lo que dijo Musa Besaile en el juicio contra el exmagistrado Ricaurte

El exsenador del Partido de la U relató una serie de reuniones que tuvo con el extogado y dijo que desde que lo conoció presumía de su participación en un esquema de sobornos porque "en el Congreso se comentaba que el magistrado Ricaurte ayudaba con los casos".

Expresidente de la Corte Suprema, Francisco Ricaurte y Musa Besaile, exsenador del Partido de la U.Archivo El Espectador.

Luego de que la semana pasada la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) admitiera al exsenador del Partido de la U, Musa Besaile, uno de sus compromisos fue revelar todo lo que sabe sobre el escándalo del cartel de la toga, la supuesta red de corrupción que existía en la Corte Suprema para torcer procesos de excongresistas y exgobernadores. Su primera colaboración con la justicia se dio el pasado miércoles en los juzgados de Paloquemao durante el juicio contra el exmagistrado Francisco Ricaurte, procesado por su presunta participación en el cartel de la toga, la supuesta red de corrupción en la Corte Suprema para torcer expedientes de congresistas y gobernadores.

Vea: El barón político Musa Besaile aterrizó en la JEP con parapolítica y cartel de la toga

El Espectador conoció su declaración, de más de tres horas, en la que la fiscal del caso, Claudia Patricia Vanegas, aclaró que Besaile no se referiría en su testimonio a la presunta relación del exmagistrado Ricaurte con el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), pues esa información tenía que aportarla primero en la JEP. "Yo respetaré su silencio por su compromiso que tiene con esa justicia, no podemos seguir postergando el juicio. Entiendo que es una matriz reservada y la Fiscalìa no tocará este tema".

Luego de hacer un breve resumen de su carrera poítica, Besaile narró durante el juicio que en octubre 2017 la Corte Suprema de Justicia expidió una orden de captura en su contra luego de que se destapara el escándalo del cartel de la toga. En ese momento, Besaile admitió desde 2017 haberle entregado $2.000 millones al exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno, con el fin de que se le frenara otra orden de captura por un proceso en el que es investigado por parapolìtica. Durante el juicio, el exsenador recordó que fue víctima de una extorsión en ese momento por partel del exfiscal y hoy testigo estrella del caso.

Besaile dijo que su proceso pasó por varios magistrados y que el último fue Gustavo Malo (hoy en juicio por el mismo escándalo) y que su magistrado auxiliar era José Reyes Rodríguez. "En septiembre de 2014, mi abogado, Luis Ignacio Lyons, quien me defendíaa en la Corte por el tema de parapolítica, me invita al lanzamiento del libro de Luis Gustavo Moreno, y me dice que es muy importante ir a ese evento para oír las explicaciones de este jurista",dijo Besaile.

A ese evento, celebrado en Cartagena, asistieron magistrados, senadores, fiscales, representantes a la Cámara como Sigifredo López, Leonidas Bustos y Nancy Patricia Gutiérrez. Besaile contó que en esa reunión fue que, por medio de su abogado, conoció a Moreno, a Francisco Ricuarte y al también exmagistrado Bustos y "creo que Gustavo Malo". Posterior a esa reunión, Besaile contó que Ricaurte lo citó en su apartamento en dos ocasiones y en ese momento, "me daba la suspicacia de que se estaba tramando algo con mi proceso por parapolítica", pues "en el Congreso se comentaba que el magistrado Ricaurte ayudaba con los casos". 

En la segunda ocasión, sin embargo, Ricaurte no lo recibió en su casa y Besaile, molesto por el desplante, no volvió a contactarse con él. A los pocos días, Moreno lo contactó y lo citó en un hotel, pero como el exsenador cordobés "ya sospechaba para dónde iban ellos", llegó con su abogado Lyons. Allí, cuenta en su testimonio, Moreno le dijo que su proceso en la Corte "iba mal" y le habló de unas pruebas que recientemente se habían radicado en el caso. 

Su abogado lo llamó al cabo de un tiempo y le dijo que Moreno lo había visitado. "Te dejó dicho que venían dos órdenes de captura por parte de la Corte Suprema de Justicia: una para el senador Julio Manzur y otra para ti", contó Besaile que le advirtió en su momento Lyons. "Usted entenderá, señor juez, que somos de carne y hueso, y me asusté", añadió el exsenador cordobés, con lo cual le pidió a su abogado que fuera al alto tribunal a averiguar en qué iba su proceso.

Moreno, entonces, citó a Besaile en otro hotel a comienzos de 2015. Allí llegó, una vez más, con su abogado, pero el exjefe anticorrupción de la Fiscalía le dijo que necesitaba hablar solo con él y le pidió a Lyons que se retirara. Fue en ese momento, según el exsenador, que Moreno le dijo: "Julio Manzur no pagó, no me hizo caso y por eso se fue preso. Ahora vienes tú y aquí tengo tu orden de captura (señalando un bolsillo en la chaqueta)". 

Según Besaile, Moreno continuó en ese momento: "La única persona que puede pararte esa orden de captura soy yo, pero para hacerlo necesito $6.000 millones. Tú sabes lo que vale la libertad. Se lo advertí a Manzur, él no quiso escuchar y ahora está preso". Aunque el exsenador aseguró que intentó rechazar la exigencia del exfiscal Moreno, dice que este le respondió: "O pagas, o vas preso. Tú eres un hombre rico, eres el senador más votado del país, por los votos tuyos hoy Santos es el presidente de la República, pídele que te ayude y te ayudará".

Finalmente, la cifra pactada fue $2.000 millones, que Besaile envió en paquetes de aproximadamente $500 millones a su abogado, quien a su vez se los hacía llegar a Lyons. En diciembre pasado Lyons España aseguró que no le consta que ese dinero haya entrado a los bolsillos del exmagistrado. Cuando el abogado del expresidente de la Corte Suprema le pidió a Lyons España que explicara a quién se le dio el dinero, contestó: “Todos esos pagos se le hicieron personalmente al doctor Gustavo Moreno”. Y agregó: "No. No me consta, porque no lo vi (que el dinero hubiera llegado a Francisco Ricaurte)". Otro de los citados para esta semana también es Alejandro Lyons de la Espriella, padre del exgobernador de Córdoba.

Desde diciembre de 2017 Ricaurte fue llamado a juicio por los delitos de concierto para delinquir, cohecho, tráfico de influencias y uso abusivo de información privilegiada, cargos que el exmagistrado no aceptó y, cada vez que puede, insiste en su inocencia. En contra suya, sin embargo, está el testimonio del exfiscal Moreno, quien le dijo a la Comisión de Acusación del Congreso que, de la mano de Ricaurte, pero también con el exmagistrado Leonidas Bustos, y con el abogado Leonardo Pinilla le exigieron dinero a excongresistas como Álvaro Ashton y Musa Besaile, entre muchos otros para que se frenaran o archivaran procesos.

En este juicio ya testificaron el exfiscal ante la Corte Suprema Alfredo Bettín Sierra, Julio Manzur, y los exmagistrados auxiliares José Reyes Rodríguez y Raúl Gutiérrez. Otro testimonio que se espera en los próximos días y que será clave dentro del proceso contra Ricaurte es el del exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, quien es considerado el testigo estrella del cartel de la toga. Este ya testificó en octubre pasado en el juicio del exmagitrado de la Sala Penal de la alta corte, Gustavo Malo, otro de los enjuiciados por este escándalo. 

 

900637

2020-01-23T16:57:11-05:00

article

2020-01-23T16:57:11-05:00

jescobar_1284

none

Redacción Judicial

Judicial

Cartel de la toga: lo que dijo Musa Besaile en el juicio contra el exmagistrado Ricaurte

88

7451

7539