Casa por cárcel para Luz Mary Guerrero y cuatro personas más por el caso "Panama Papers"

A pesar de que la jueza consideró que se cumplen varios de los requisitos de la Fiscalía, al final determinó que la prisión domiciliaria era la mejor opción. Fiscalía, defensas de los investigados, Procuraduría y representante de víctimas apelaron la decisión.

Luz Mary Guerrero es la gerente de Servientrega y de Efecty.Archivo El Espectador.

La jueza de garantías acaba de determinar que los primeros cinco investigados por el caso de los Papeles de Panamá en el país, deben permanecer en su lugar de residencia como sitio de reclusión. De esta manera, Luz Mary Guerrero, accionista y gerente de Efecty; Sara Guavita, representante legal suplente de Servientrega; Jorge Sánchez Amado, revisor fiscal de Efecty; Marta Inés Moreno, contadora; y Juan Esteban Arellano, representante legal de la firma Mossack Fonseca & Co. Colombia, deberán permanecer en su casa mientras avanzan las investigaciones. (Le podría interesar: Servientrega y el lío de los “Panama Papers”)

La funcionaria judicial acogió varios de los argumentos esbozados por la Fiscalía. Por ejemplo, consideró que los investigados podrían obstruir las investigaciones que, de hecho, todavía están en curso. Manifestó, además, que las conductas desplegadas por cada uno, al parecer, pretendieron afectar bienes jurídicos del Estado, así como favorecer intereses particulares y colectivos. "El juzgado procederá a imponer una (medida) menos aflictiva, que también es una medida de aseguramiento, pues quedarán privados de la libertad”, precisó la jueza. 

El organismo investigativo le puso la lupa a la participación de varias empresas colombianas que enviaban sus patrimonios a empresas de papel radicadas en el vecino país para que, a través de su sistema financiero, ocultaran sus patrimonios. Fue así como dio con el nombre de Luz Mary Guerrero, quien tendrá ahora que defenderse, en el juicio, por los delitos de falsedad ideológica en documento privado, estafa agravada, administración desleal, fraude procesal, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir. (Lea: "Panama Papers": Fiscalía dice que gerente de Servientrega y Efecty ocultó US$4,5 millones)

Las investigaciones dicen que Guerrero, al parecer, habría ocultado en cuentas o sociedades en el exterior US$4.5 millones. De los cinco investigados, Guerrero fue a quien más le imputaron cargos. Por su parte, Sara Guavita y Jorge Sánchez Amado, fueron otros de los nombres que la Fiscalía encontró. A ella le imputaron los delitos de falsedad ideológica en documento privado, estafa agravada, administración desleal, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir.

Por su parte, Sánchez Amado tendrá que defenderse por los cargos de falsedad ideológica en documento privado, estafa agravada, administración desleal, fraude procesal, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir. Inocencia que también deberá explicar el ecuatoriano Juan Esteban Arellano, representante legal de la firma Mossack Fonseca & Co. Colombia, por los cargos de falsedad ideológica en documento privado, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir. Por último, a Marta Inés Moreno le imputaron falsedad ideológica en documento privado, estafa agravada, administración desleal, fraude procesal, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir. (Lea: Fiscalía imputó cargos a cinco personas por caso “Panama Papers”)

Estas cinco personas hacen parte de las 19 que, según la Fiscalía, serán investigadas formalmente por los hechos relacionados con la conformación de sociedades en Panamá cuyo propósito, al parecer, era no registrarlas ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y así esconder ganancias. Fuentes de la Fiscalía le revelaron a este diario que, aparte de Luz Mary Guerrero Hernández, los demás investigados habrían ocultado en cuentas o sociedades en el exterior unos US$10 millones. 

Tomada la decisión por parte de la jueza, la alegría embargo a varios de los asistentes presentes en una sala de audiencias, quienes en su mayoría han acompañado a los familiares durante cada las diligencias que se han desarrollado a lo largo de tres semanas. Sin embargo, los que no estuvieron conformes con la decisión fueron todas las partes en el proceso, pues la Fiscalía, Procuraduría, defensas de los investigados y representante de víctimas apelaron la decisión. La audiencia, a esta hora, continúa en los juzgados de Paloquemao.