Caso Colmenares: Procuraduría pide fallo condenatorio contra Laura Moreno y Jessy Quintero

El delegado del Ministerio Público aseguró que las dos procesadas incurrieron en contradicciones cuando narraron ante las autoridades los hechos.

La Procuraduría General le solicitó a la jueza 11 de conocimiento que emita fallo condenatorio en contra de Laura Moreno y Jessy Quintero en el proceso que se les adelanta por su participación y conocimiento en los hechos que rodearon la muerte del joven Luis Andrés Colmenares Escobar en hechos registrados el 31 de octubre de 2010 en el parque El Virrey en el norte de Bogotá.

Para el delegado del Ministerio Público las dos procesadas faltaron a la verdad cuando les narraron a las autoridades los hechos que rodearon aquella trágica noche cuando Luis Andrés salió de la discoteca Penthouse, ubicada en la zona T, después de una fiesta de disfraces. En este sentido asegura que existen vacíos en su historia que nunca pudieron ser llenados en el juicio.

En este sentido advierte que Laura Moreno creó una historia para encubrir los hechos. Su versión, la que Luis Andrés Colmenares salió a comprar un perro caliente y por motivos desconocidos salió corriendo tres cuadras hasta llegar al parque El Virrey donde cayó al canal de aguas lluvias.

“El hecho que ella haya visto salir –en referencia a Laura Moreno- corriendo a Luis Andrés Colmenares pues no nos está diciendo la verdad”, precisó el procurador tercero delegado ante la Corte Suprema. Indicó que se buscó desde un principio encubrir los hechos que rodearon la muerte del joven universitario cuyo cuerpo apareció en el caño del parque El Virrey.

En el caso de Laura Moreno aseguró que hay una coautoría impropia puesto que pudiendo hacer algo no lo hizo. “El aporte realizado por Laura fundamental para el lamentable deceso del joven Luis Andrés Colmenares, y el comportamiento que realizó Jessy Quintero fue fundamental para sostener la tesis inadecuada e impersistente de Laura Moreno, según las pruebas”.

"Las inconsistencias en las versiones entregadas por Laura Moreno a los bomberos y a la Policía durante la búsqueda del joven Luis Andrés Colmenrares en el parque El Virrey son argumentos de refuerzo de las contradicciones en que entra Laura Moreno sobre lo acontecido", precisó el representante del órgano de control disciplinario. 

El próximo jueves 1 de diciembre continuarán las intervenciones de los abogados de las procesadas. Después de esta diligencia la jueza 11 de conocimiento emitirá el sentido del fallo en este proceso que duró cuatro años.

Las pruebas técnicas

En su extensa intervención el procurador aseguró que no se presentaron elementos materiales que permitieran establecer con total grado de certeza que los golpes que registraba el joven de 20 años en su rostro se hubieran producido por una caída de altura. Cuestionando los testimonios de los expertos internacionales presentados en el juicio por la defensa de las acusadas.

En este sentido consideró que se deben revisar cuidadosamente los resultados arrojados por la primera necropsia y la exhumación practicada por el exdirector de Medicina Legal, Máximo Duque. Resaltando así que los peritos de la defensa no pudieron demostrar que se presentan irregularidades en los resultados arrojados en los informes citados.

Frente a la teoría de la caída accidental y el arrastre del cuerpo del joven universitario hasta el punto donde fue hallado por los bomberos 16 horas después de que se anunciara su desaparición el procurador considera que todas las pruebas presentadas dejan ver que esta teoría en sí es inverosímil puesto que no se pudo llegar a una conclusión física clara sobre este arrastre.

“Para la Procuraduría, y para mí si es claro, ese arrastre de 140 que entró convenientemente a la parte interna de un túnel y que queda ubicado en el desnivel no produce el efecto cuchara que quiso realizar acá uno de los ingenieros topógrafos que afirmó que Colmenares estaba totalmente cubierto de agua, y esto se desvirtúa con una foto”, precisó.

Finalmente, resaltó que las pruebas indican que la ropa del joven estudiante de la Universidad de los Andes estaba intacta, es decir, no existen muestras que fue arrastrada o desgastada. En este punto clave pide que ninguno de los expertos citados por las acusadas pudo responder este fenómeno.