Caso Fidupetrol: ¿Hubo manipulación de pruebas?

Una grabación deja la duda sobre un intento del testigo estrella, Víctor Pacheco, de persuadir a su conductor para que declare que lo llevó al apartamento del magistrado Jorge Pretelt, donde le habrían dado el dinero para favorecer a Fidupetrol

El abogado Víctor Pacheco, testigo estrella en la investigación.

A finales de agosto del año pasado, el Senado tomó una decisión sin precedentes, el magistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt fue suspendido de su cargo y la investigación que se adelanta contra él, por presuntamente haber recibido $500 millones para favorecer al firma Fidupetrol con el trámite de una tutela, pasó a un proceso penal ante la Corte Suprema de Justicia. Ahora aparece un audio en el que se escucha al testigo estrella, el abogado Víctor Pacheco, persuadiendo a su conductor para que recuerde asuntos puntuales para dar una declaración ante la justicia. (Lea: Senado suspendió del cargo a Pretelt y lo dejó en manos de la Corte Suprema)

Se trata precisamente del día 18 de octubre de 2013, en el que presuntamente el abogado Víctor Pacheco le entregó los $500 millones al magistrado Jorge Pretelt. En ese audio, rebelado por el periodista Gustavo Rugeles, Pacheco habla con su conductor de nombre Peter Nieto y le pide, particularmente, que recuerde una la visita a un edificio Emmaus, residencia de Pretelt, donde se habría hecho la transacción. Su conductor no lo recuerda con claridad pero asegura que no hay ningún problema para declarar.

Pacheco claramente le insiste a su conductor Peter Nieto que debe recordar la visita porque seguramente le va a tocar declarar ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes donde se adelantaba la investigación contra Pretelt. Nieto dice que no lo recuerda con claridad, pero se ofrece a recoger al abogado Víctor Pacheco al aeropuerto para recordar los hechos.

Estos son apartes del diálogo entre Víctor Pacheco y su conductor Peter Nieto:

Víctor Pacheco: quiero que le pegue un repaso a su memoria, el 18 de octubre de 2013, usted me recogió en el aeropuerto, venía de Barranquilla, quiero que se acuerde porque es una vaina definitiva y trascendental

Peter Nieto: Hágale que yo tengo buena memoria

VP: Llegamos a donde yo llego siempre la 12 con octava. De ahí arrancamos a las quinta con 72, a un edificio de que se llama Emmaus, como a las 12 del día

PN: Después lo llevé a la parte de abajo del Nogal y de ahí me fui para la 81 que usted me dijo que fuera a llevar unos papeles a un doctor en la 87 con 11, a una vaina de un tercer piso.

VP: Eso si no me acuerdo. Es por si acaso yo cito su nombre y tal, a lo mejor lo van a llevar a declarar para una vaina.

PN: Yo digo que lo recogí en el aeropuerto, lo lleve al centro, lo esperé mientras usted hacía una diligencia al lado del Palacio de Justicia y lo lleve y lo dejé en el Nogal.

VP: ¡No, no, no, no, el intermedio es importante! Entre el Palacio de Justicia y el Nogal yo voy a un apartamento, al de Emaus ¿Se acuerda o no? Hay como una carreterita, hay una barita en la mitad

PN: Pues no me acuerdo muy bien pero como hicimos muchas vueltas ese día y terminé dejándolo en el Nogal. Yo echo cabeza y me acuerdo que hicimos muchas vueltas. ¿Cuándo me llamarían para eso’

VP: Yo creo que el otro mes, yo voy el cuatro o cinco y hablamos

PN: Pues cuando usted llame a pedir que lo recojan, yo lo recojo y de una vez hablamos. Me dice y hablamos yo voy echando cabeza que yo tengo buena memoria

Este audio no fue tenido en cuenta en la investigación y finalmente, luego de un proceso largo en el que por primera vez el Congreso le levantó el fuero a un magistrado, pasó a manos de la Corte Suprema de Justicia, donde se deben definir las responsabilidades penales de Pretelt frente al pago por favorecer un proceso ante la Corte Constitucional.