La audiencia será el 12 de enero de 2018

Caso Hyundai: investigarán a tres funcionarios judiciales por supuesta manipulación

Aunque dos de ellos ya no están vinculados, el tercero es un funcionario activo de la Rama Judicial. Las indagaciones son por las presuntas irregularidades en el litigio entre Hyundai Colombia Automotriz S. A. y Hyundai Motor Company.

El asunto llegó hasta el punto de que en octubre de 2016 había 9.143 carros de Hyundai nuevos represados en zonas francas.Archivo.

“La Fiscalía tiene evidencia documental de que fue manipulado el reparto de asignación de denuncias y de demandas y que (…) fueron enrutadas hacia el Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bogotá”. Esas fueron las palabras que el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, pronunció con ocasión de las decisiones emitidas por ese despacho en el pleito entre Hyundai Colombia Automotriz S. A. y Hyundai Motor Company, el 29 de septiembre de 2016. Y hoy, después de más de un año, la Fiscalía identificó quienes serían los presuntos responsables.

Se trata de Dagoberto Rodríguez Niño, oficial del Juzgado Sexto Civil del Circuito de Bogotá; Edwin Fabián Macías Castañeda, exempleado del mismo despacho; y Wilmar Andrey Casas Mendoza, actual empleado de la Rama Judicial. A estas personas, el jueves 12 de enero de 2018, la Fiscalía les imputará los delitos de acceso abusivo a un sistema informático agravado, uso de software malicioso y falsedad ideológica en documento público.

(En contexto: Líos y más líos: así se resume el caso Hyundai)

Después de un "matrimonio" de 24 años, el pleito entre estas dos compañías estalló el 15 de septiembre de 2015 cuando la casa matriz coreana dijo “no más” a la relación comercial que tenía con Hyundai Colombia Automotriz S. A., la empresa de Carlos Mattos. El asunto llegó hasta el punto de que en octubre del año pasado, dos años después de romper relaciones, había 9.143 carros nuevos represados en zonas francas sin poder ser vendidos en el país. Restricción que fue ordenada, precisamente, por el Juzgado Sexto Civil del Circuito que, en pocas palabras, obligó a las dos empresas a entenderse hasta que tramitaran el "divorcio".

El juez de ese despacho, Reinaldo Huertas, estuvo en el centro de las criticas luego de que el periodista Daniel Coronell publicara una columna en la revista Semana poniendo de presente que el funcionario había impuesto la medida cautelar y que a los pocos días había pagado de contado un carro nuevo de $73 millones. Sin embargo, el juez Huertas ratificó en ese momento que su medida cautelar, más que beneficiar a un particular, pretendía cuidar el statu quo de una larga relación comercial mientras se resolvía la demanda de Mattos contra la matriz coreana.

Sin embargo, la Fiscalía tiene sospechas de que el reparto del caso fue manipulado para que llegara directamente a ese despacho, y por eso abrirá investigaciones formales. En esta primera fase, el organismo investigativo vinculará a funcionarios y exfuncionarios de la Rama Judicial, mientras que procesos contra otras personas seguirán su curso en una Fiscalía delegada ante los tribunales. Según el organismo investigativo, los resultados se conocerán en la fase dos, junto con los avances de las investigaciones contra los determinadores de las presuntas irregularidades.