Caso Odebrecht: aplazan imputación contra Andrés Sanmiguel y Esteban Moreno

Noticias destacadas de Judicial

Este lunes 19 de abril se iban a realizar dos esperadas audiencias, anunciadas con bombos y platillos por el propio fiscal general Francisco Barbosa: una sobre el caso Odebrecht y otra sobre Ruta del Sol III. Sin embargo, a raíz de las ausencias de algunos convocados y errores de la Fiscalía de por medio, ninguna se pudo hacer.

Por tercera vez se cayó una imputación cantada desde 2019 y ratificada por la Fiscalía en febrero de este año. Se trata de uno de los procesos por los millonarios sobornos que habría pagado Odebrecht para quedarse con contratos de infraestructura en el país. El pasado 22 de febrero, el ente investigador anunció que había encontrado méritos para imputar los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares y lavado de activos a Andrés Sanmiguel, su esposa, Edna Karina Méndez; su escolta, Ricardo Rey Pulido; David Fernando Portilla y Esteban Moreno. Pero la tan anunciada diligencia, que estaba programada para este lunes 19 de abril, no se realizó. (Le puede interesar: “Odebrecht es la punta del iceberg de la corrupción de Andrés Sanmiguel”: exsocio del empresario)

La fiscal del caso, Liliana Calle, determinó no realizar la imputación porque dos de los procesados no asistieron a la diligencia. Según informó el juez 46 de garantías, Esteban Moreno le envió una incapacidad médica por Covid-19 que le habría imposibilitado comparecer a la diligencia virtual. La otra persona vinculada a este proceso que no se presentó a la audiencia fue Edna Karina Méndez, esposa de Andrés Sanmiguel, quien, a parecer, no envió ninguna excusa al despacho y simplemente no asistió. Aunque el juez afirmó que la mujer había sido notificada en varias oportunidades, al parecer, la Fiscalía cometió errores en el proceso de citación de las partes.

En la audiencia, el juez del caso le preguntó a la fiscal si quería hacer la imputación teniendo en cuenta la excusa de Moreno y la inasistencia de Méndez, es decir, imputando solamente a Sanmiguel, Rey Pulido y Portilla, quienes se encontraban presentes en la diligencia o si prefería esperar la comparecencia de los cinco implicados. “La Fiscalía se encontraba lista para realizar la diligencia de imputación, sin embargo, ante la inasistencia de las dos personas que usted ha señalado (...) la Fiscalía no realizará la diligencia de formulación de imputación, la intención de la Fiscalía es hacer la diligencia de manera conjunta a las cinco personas citadas”, determinó la fiscal Calle sin que se precisara la fecha se reprogramación de la audiencia.

El rol que, supuestamente, jugaron Sanmiguel, Portilla y Moreno en el escándalo de Odebrecht es fundamental pues se relaciona con el posible ingreso de dineros de la multinacional brasileña a la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos a la presidencia. Así lo denunciaron desde 2017 los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe Vélez, quienes sostienen que Esteban Moreno, a quien señalaron de hombre de confianza del también exmandatario César Gaviria, fue un puente entre la constructora brasileña y la campaña para asegurar la entrada de recursos, desviándolos con contratos falsos a nombre de Gistic Logistics Soluciones. (Le puede interesar: “Siento que mi vida corre peligro”: Esteban Delgado, fundador de Gistic Soluciones)

Hace dos años el propio Andrés Sanmiguel, entonces cabeza de Gistic Logistics Soluciones, declaró que a su empresa entró una millonaria suma de dinero a través de falsos contratos que se afirmaron con Consol, el consorcio constructor de la Ruta del Sol 2. El empresario dijo en la Fiscalía que el 9 de junio de 2014 le giraron desde Consol a la cuenta de Gistic Logistics $3.894 millones, los cuales retiró en dos días. Al momento de la entrega, agregó, Esteban Moreno llegó acompañado de camionetas blindadas y le dijo que desde hacía dos semanas estaba recogiendo plata para la campaña de Santos.

El abogado de Sanmiguel, Iván Cancino, dijo en Semana que su cliente se sostiene en lo que declaró en 2019, pero que a Sanmiguel no le consta el destino de los millones de pesos que entraron a la empresa y que el supuesto involucramiento de la campaña lo conoció por terceras personas. En todo caso, con base en la declaración de Sanmiguel, desde 2019 se anunció que la Fiscalía le imputaría el delito de enriquecimiento ilícito a Esteban Moreno, de quien se sabe, dirigió la campaña de Santos en el Valle del Cauca; y a David Portilla, uno de los administradores de Gistic Soluciones.

Luego del anuncio de llamado a imputación de la Fiscalía, el abogado de Esteban Moreno, Andrés Garzón, afirmó que lo único que hizo su cliente fue un “negocio entre privados que nada tiene que ver con lo que se ha dicho”. Además de Moreno, Portilla y Sanmiguel, la Fiscalía anunció que en el caso serán también imputados la esposa y el escolta de este último: Edna Karina Méndez, quien era la representante legal de Gistic Soluciones para el momento de los hechos, y Ricardo Rey Pulido quien habría retirado altas sumas de dinero en efectivo de cuentas de Gistic luego del giro de Consol. (Noticia relacionada: Las preguntas que Andrés Sanmiguel no quiso responder al Consejo Nacional Electoral)

Se aplazó la audiencia de imputación de Roberto Prieto

Al mismo tiempo en que se caía la imputación de cargos contra Sanmiguel, Moreno y otros, se realizaba la también anunciada audiencia de imputación contra Roberto Prieto, el exgerente de la campaña “Santos Presidente 2014″, quien actualmente purga una pena de cinco años y un mes en una unidad militar ubicada en el norte de Bogotá. Prieto llegó a un preacuerdo con la Fiscalía por los delitos de falsedad en documento privado, de tráfico de influencias de particular e interés indebido en la celebración de contratos. (Lea también: El caso Odebrecht llevó a Roberto Prieto a juicio disciplinario)

Sin embargo, la Fiscalía encontró otro supuesto delito su contra: lavado de activos. Según el ente investigador, se descubrió que “no se tuvieron en cuenta otros delitos ni fueron vinculadas más personas, que conocían y tendrían relación con las maniobras usadas para que José Roberto Prieto Uribe recibiera los dineros por las gestiones indebidas que (Roberto Prieto) realizó para la firma de la adición 05 al contrato Ruta del Sol III”. Esa imputación era la que se iba a realizar este lunes pero, al parecer, por error de la Fiscalía y del Centro de Servicios, las partes no fueron notificadas oportunamente y la diligencia no se llevó a cabo.

“A nosotros no nos notificaron, tampoco dijeron que Roberto y (Eduardo José) Zambrano estaban privados de la libertad. Y Zambrano dijo que a él tampoco lo notificaron”, explicó a El Espectador el abogado de Prieto, Marlon Díaz, refiriéndose también al empresario Eduardo José Zambrano, el exrepresentante de legal Consultores Unidos S.A., condenado a cinco años y 11 meses de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito. Luego de lograr un acuerdo con la Fiscalía, el empresario aceptó haber usado la compañía para que ejecutivos de Odebrecht lavaran el dinero que, a través de sobornos, le entregaron a congresistas y a altos funcionarios, para quedarse con millonarios contratos de infraestructura en Colombia. (Le puede interesar: Condenan a Federico Gaviria y a Eduardo Zambrano por el escándalo de Odebrecht)

Roberto Prieto, por su parte, fue capturado en mayo de 2018 y está pagando cinco años de prisión por haber recibido un soborno de $650 millones para favorecer a Yuma Concesionaria —cuyo socio mayoritario es la firma italiana Salini Impregilo—, la cual se quedó con el contrato del tramo 3 de la Ruta del Sol. Según estableció la Fiscalía, y así lo aceptó Prieto, Yuma Concesionaria le dio ese dinero a cambio de sus gestiones para que se adicionara la construcción de un puente en Plato (Magdalena). Gracias a un contrato ficticio, que se pagó a través de una empresa fantasma llamada Megaland, el dinero llegó a manos de Prieto. Ese Dinero fue devuelto por Prieto al Estado colombiano como parte de su compromiso con la justicia.

Al igual que Prieto, Zambrano también fue vinculado a este nuevo proceso por lavado de activos, pero no son los únicos. El representante de Megaland, Gilberto Hernán Saldarriaga; el representante de Buissines M&E, Gilberto Ramírez Barrera, y Natalia Izasa Velásquez, también fueron llamados a la fallida audiencia de imputación. Estas personas sí asistieron a la diligencia.

Comparte en redes: