Caso Odebrecht: Orlando Fajardo se declaró inocente

El ingeniero es investigado por su presunto favorecimiento al Consorcio Canoas, de la que Odebrecht hacía parte. El contrato se adjudicó por un valor de $244.363 millones en 2009.

El contrato se adjudicó por un valor de $244.363 millones en diciembre de 2009.Cortesía Argos.

Este jueves, ante la jueza 12 de garantías, el ingeniero Orlando Fajardo Castillo no aceptó los cargos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación y cohecho, por las irregularidades que la Fiscalía General habría detectado en la adjudicación del contrato Tunjuelo-Canoas de la que hizo parte la multinacional Odebrecht, en 2009. (En contexto: Las fichas del caso Odebrecht y el carrusel de Bogotá)

Fajardo, según el organismo investigativo, se interesó indebidamente en el Consorcio Canoas – integrado por Odebrecht y Cass Constructores– en el proceso de licitación pública que, entre 2009 y 2010, llevó a que suscribiera un contrato con la EAAB para el diseño, construcción y puesta en marcha túnel interconector entre el río Tunjuelo y la planta de tratamiento Canoas. Este contrato se adjudicó por un valor de $244.363 millones en diciembre de 2009.

Según la Fiscalía, Fajardo, como persona natural, asistió a las audiencias públicas de la licitación “haciendo seguimiento a los intereses del Consorcio Canoas, fechas en la que no aparecía ni como integrante del Consorcio, ni como representante legal o apoderado”. Sin embargo, en la audiencia, el fiscal reveló que en un documento denominado “acuerdo de consorcio”, el ingeniero fue reconocido como miembro de la junta directiva el 13 de noviembre de 2009, un día antes del acuerdo que le fue presentado a la EAAB. (Lea: Contelac, la empresa salpicada por caso Odebrecht con contratos por $120.000 millones)

Además, Fajardo Castillo y Andrés Cardona Laverde, este último subcontratista del consorcio y miembro de la firma contratista ACC Ingenieros, realizaron ofrecimientos económicos al abogado Manuel Hernando Sánchez, representante de uno de los oferentes que también estaba en la licitación, para que mantuviera una actitud “pasiva” en su representación. El objetivo, al parecer, era garantizar la adjudicación al consorcio de la que hacía parte Odebrecht.

Sin embargo, Fajardo no solamente habría ofrecido dineros. La Fiscalía también le reprocha sus vínculos con funcionarios de la EAAB, como Jorge Enrique Pizano, exgerente del acueducto; Carlos Alberto Acero Arango, exgerente corporativo Sistema Maestro, entre otros exfuncionarios y particulares. Estas relaciones, según las investigaciones, habrían llevado a que el ingeniero conociera de manera anticipada los informes de evaluación inicial y final para la selección de los contratistas antes de que estois fueran públicos. (Le podría interesar: “Con nosotros no se perdió un solo peso”: Jaime Quintero, por caso Odebrecht)

“Fajardo, a través de Andrés Cardona Laverde, le solicitó al señor Jorge Enrique Pizano que el contrato de 1115 de 2009 se adjudicara al consorcio Canoas. Solicitud que aceptó” manifestó el fiscal en la audiencia quien, además, precisó que una vez adjudicado el contrato, pago a través de su Constructora Fajardo Nieto $255 millones a Manuel Sánchez por la ayuda en el trámite previo a la licitación.

Aunque la Fiscalía pretendía seguir con la solicitud de la medida de aseguramiento en centro penitenciario, la jueza le notificó que a su despacho solo le había llegado la audiencia de imputación de cargos. Sin embargo, el fiscal del caso manifestó que radicó la solicitud de la audiencia ante el Centro de Servicios y las partes acordaron a que el próximo lunes continuaría la audiencia.