Caso Odebrecht: ¿qué prueban los señalamientos de Petro contra comunicadores?

El senador Gustavo Petro abordó anoche el tema de "los periodistas de Odebrecht", pero ninguna de las personas que mencionó trabajaba en medios de comunicación para la época en que la multinacional ganó el contrato de Ruta del Sol 2. De hecho, de los cinco mencionados, cuatro nunca han ejercido como periodistas. Algunos asesoraron la multinacional cuando esta tenía gran reputación.

Gabriel García Morales, el hombre que habría confesado la relación perjudicial entre la prensa colombiana y Odebrecht.Archivo El Espectador

Por estos días, una pregunta en particular ronda en la mente de los interesados en el caso Odebrecht: ¿hubo periodistas que recibieron dinero de Odebrecht para, en contra de su ética laboral, hacer gestiones de lobby en pro de los intereses de la multinacional brasileña? Por eso mismo, había gran expectativa sobre el debate por este tema que se dio ayer 10 de septiembre en el Congreso. El senador Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, preparó su carga y apuntó en esa dirección. Pero, ¿revelaron sus palabras realmente un entramado entre Odebrecht y la prensa colombiana?

El senador Petro aseguró que tuvo acceso a los nombres de los periodistas que, supuestamente, recibieron dinero de la multinacional Odebrecht para hablar en favor de la empresa y sus obras. Según Petro, estos nombres los sacó a flote en el exviceministro de Transporte Gabriel García Morales, condenado por recibir una coima de US$6,5 millones para guiar la licitación de la Ruta del Sol 2 hacia el triunfo de la empresa brasileña, lo que ocurrió en diciembre de 2009.

(Lea también: Odebrecht sobornó periodistas)

Como dio a conocer El Espectador hace unas semanas, en el laudo arbitral que declaró nulo el contrato de la Ruta del Sol 2 se lee que Odebrecht habría hecho pagos a periodistas para que le ayudaran a ganar la licitación y para desprestigiar al Grupo Nule. A esa conclusión llegaron los árbitros cuando García Morales declaró ante el tribunal en febrero de 2018: “Había algunos periodistas muy importantes que apoyaron el contrato de Odebrecht, no solamente a través de una campaña de relaciones públicas, sino también de una campaña de desprestigio a los potenciales competidores”.

No será tarea fácil discernir entre los periodistas que por esa época expusieron información relacionada con los Nule y su responsabilidad en el carrusel de la contratación -que estalló justo a finales de 2009- y con los que, desde los medios, le habrían hecho lobby a Odebrecht a través de maniobras poco éticas (pues se habría puesto el interés particular por encima del general). El problema de las revelaciones de Petro de anoche es que la lista que divulgó contiene nombres de expertos en comunicaciones y asesores en relaciones públicas, que no han hecho parte de los medios de comunicación y, por ende, no ejercen el periodismo.

Petro reveló cinco nombres que, según él, fueron referenciados “en confesiones” a las que tuvo acceso: Juan Mesa, quien fue alto consejero para las comunicaciones, secretario general y embajador en Italia durante la presidencia de Juan Manuel Santos; Camilo Cano, quien durante más de 20 años ha tenido una firma dedicada a las comunicaciones estratégicas -en la cual Mesa fue socio un tiempo-; Camilo Granada, exasesor de comunicaciones de Juan Manuel Santos; Marilyn López, quien fue secretaria de prensa del gobierno Santos, y Ángela María Calderón, a quien Néstor Humberto Martínez llevó a la Fiscalía en calidad de asesora de comunicaciones.

(En contexto: Los pormenores del histórico laudo de la Ruta del Sol en el que perdió Odebrecht)

Para la época en que Odebrecht consiguió el contrato de la Ruta del Sol 2, ninguno de ellos hacía parte de una sala de redacción. Y mientras algunos admiten haber tenido algún tipo de relación profesional con Odebrecht, otros lo niegan tajanemente. Juan Mesa y Camilo Cano (quien es primo del director de este diario, Fidel Cano, no su hermano como se ha dicho erradamente en otros medios), por ejemplo, explicaron que en abril de 2015 el Consorcio Constructor Navelena contrató a su firma, Cano&Mesa, para formular estrategias de comunicación. El contrato, aseveran, terminó en abril de 2016.

Marcelo Odebrecht, presidente de Odebrecht, fue capturado en junio de 2015, es decir, dos meses después de que el contrato con Cano&Mesa arrancara, y se liquidó ocho meses antes de que Estados Unidos develara que el gigante brasileño de la construcción había pagado sobornos en 12 países para quedarse con megaobras, entre ellos Colombia. "Durante la ejecución del contrato, jamás se tuvo conocimiento o relación con los hechos que hoy investiga la justicia colombiana, ni de acción indebida por parte del Consorcio", expresaron Cano y Mesa, quienes dejaron de ser socios cuando Mesa fue nombrado embajador. La empresa pasó a llamarse Libreta Personal y, desde agosto de este año, Mesa hace nuevamente parte de ella, aunque no como socio.

Ambos señalaron que, además, "han decidido iniciar todas las acciones legales a que haya lugar de acuerdo con el ordenamiento jurídico colombiano" a raíz de las "afirmaciones falsas" de Gustavo Petro. Lo mismo dijo Ángela Calderón, quien comenzó su carrera como periodista con el Noticiero Criptón, en 1990, y hacia 1996 pasó al campo de las comunicaciones corporativas. Fue asesora del gobierno Santos entre 2012 y 2017, para luego aterrizar en la campaña presidencial de Germán Vargas Lleras como directora de comunicaciones. El año pasado, Néstor Humberto Martínez la llevó a la Fiscalía para asesorarlo también en comunicaciones.

"Ante las falsas y calumniosas aseveraciones del señor Gustavo Petro Urrego, quiero comunicarle a la opinión pública que he tomado la decisión de acudir ante la justicia para denunciarlo penalmente por los delitos de injuria (...) Señor Gustavo Petro, no le voy a permitir que con oscuros fines politiqueros mancille mi nombre", le dijo Calderón a Petro a través de su cuenta en la red social de Twitter, quien tildó las declaraciones del senador ante el Congreso de "mentirosas e irresponsables", negó haber sido alguna vez asesora de Odebrecht y reclamó que ha ejercido su profesión con transparencia.

(Lea también: El dictamen clave en el tribunal de arbitraje del caso Ruta del Sol)

Camilo Granada es un reconocido consultor tanto del sector público como del privado desde los años 90. Según su hoja de vida, fue consejero nacional para la Defensa y la Seguridad del expresidente César Gaviria y, tras pasar por varios cargos, llegó a ser alto consejero presidencial para las Comunicaciones del gobierno Santos de 2016 a 2018. Granada habría trabajado para FTI Consulting, firma que asesoró a Odebrecht entre 2011 y 2016. "Es lo más común del mundo que las empresas contraten asesores de comunicaciones y relacionistas públicos. O el senador Petro tiene aún más información por descubrir sobre este tema, que muestre concretamente dónde hubo ilegalidades, o salió a vender humo", dijeron a El Espectador fuentes consultadas.

Hace varios años, Gustavo Petro fue uno de los mayores denunciantes de la corrupción que carcomió a Bogotá con el carrusel de la contratación, del cual los primos Miguel, Manuel y Guido Nule fueron protagonistas. Curiosamente, este tema de los periodistas que habría sobornado Odebrecht puso en la misma orilla a Petro y a Miguel Nule, quien fue condenado por ese escándalo a 19 años de prisión y en enero de 2018, asegurando haber sido objeto de una "persecución mediática y legal", demandó al Estado por $1,5 billones -proceso que está por resolverse-. Así las cosas, lo que prueban los señalamientos de Petro, hasta ahora, es que Odebrecht contrató asesores en comunicaciones. Él mismo aseguró que vendrían más nombres y más pruebas, el país los espera atento.

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

 

880493

2019-09-11T16:09:40-05:00

article

2019-09-11T16:11:23-05:00

fmorales_262233

none

Redacción Judicial

Judicial

Caso Odebrecht: ¿qué prueban los señalamientos de Petro contra comunicadores?

80

8597

8677