Caso Sergio Urrego: histórica decisión por discriminación a comunidad LGBTI

Ordenan casa por cárcel para la exrectora de colegio donde estudiaba el joven que se suicidó.

Una juez dictó casa por cárcel para la exrectora y la veedora del colegio Gimnasio Castillo Campestre, señaladas de inducir el suicidio del joven Sergio Urrego.

El Espectador en septiembre de 2014 reveló detalles de la forma cómo Urrego se quitó la vida el pasado 4 de agosto por la discriminación sufrida por parte de las directivas del colegio. (Lea: Las pruebas de Sergio)

Los familiares del joven han señalado que la decisión de la justicia demuestra que en este caso hubo matoneo por parte de las directivas de la institución. (Vea la versión de la familia sobre los hechos)

En el mismo sentido, han pedido que sea investigada la presunta manipulación, obstrucción y ocultamiento de pruebas dentro de la investigación.

La Fiscalía cuenta con más de 43 pruebas que indicarían que hubo manipulación al pedir a varios menores de edad, que conocían del hecho, cambiar su versión.

Todo indica que dentro del proceso el CTI de la Fiscalía pasará ahora a imputarles a las directivas un nuevo delito: inducción al suicidio.

Hasta 10 años de prisión podrían pagar Amanda Castilla y Rosalía Ramírez, veedora de la institución educativa, acusadas de provocar el suicidio del joven.