Caso Uribe: El turno de "Monoleche" y el "Canoso" en la Corte Suprema

Este lunes serán escuchados cuatro exparamilitares más en el marco del proceso que se le adelanta al expresidente en el alto tribunal por fraude procesal y soborno en actuación penal.

El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez ha reiterado que tiene las pruebas suficientes para demostrar su inocencia. AFP

Sigue este lunes en la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia la toma de declaraciones de cuatro testigos en el marco de la investigación formal en contra del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, por los delitos de fraude procesal y soborno, relacionados con una supuesta intención de manipular el testimonio de Juan Guillermo Monsalve, quien lo ha vinculado con grupos paramilitares. Hoy le toca el turno a Fauner José Barahona Rodríguez, alias Racumín; José Gelvez Albarracín, alias El Canoso; Ramiro de Jesús Henao Aguilar, alias Simón; y Jesús Ignacio Roldán, alias Monoleche.

Desde el viernes pasado, la Sala está escuchando a exparamilitares que alegan haber recibido dineros para cambiar sus versiones ante la justicia para favorecer o para afectar al expresidente Uribe Vélez y a su hermano Santiago, quien está en juicio por presuntamente hacer parte del grupo paramilitar conocido como Los 12 Apóstoles. Por ejemplo, alias Monoleche, antigua mano derecha de los hermanos Vicente, Fidel y Carlos Castaño, creadores del paramilitarismo, declaró el 31 de agosto de 2018 en el juicio contra Santiago Uribe que habría un supuesto complot en un contra.

(Le puede interesar: El expediente contra Uribe)

Alberto Pipintá que estaba en el patio y él nos decía que el senador Cepeda daba beneficios jurídicos o que daba plata, pero que había que hacerle un montaje a Santiago y Álvaro Uribe”, dijo. Se refiere al extralimitar Pablo Hernán Sierra, exjefe del Boque Cacique Pipintá, quien ha declarado en contra del expresidente ante varias instancias judiciales. Según dijo Monoleche, esto habría sucedido entre los años 2011 y 2013 cuando estaba en la cárcel de Itaguí. Monoleche señaló que el único interés de Cepeda era que los paramilitares hablaran en contra de los hermanos Uribe: “¿Cuándo el senador Cepeda y la senadora Piedad Córdoba se iba a interesar porque nosotros estuviéramos bien en una cárcel?”, dijo en el juicio.

Ese día, además, Monoleche declaró en favor de Santiago Uribe y confirmó su participación en el homicidio de Vicente Castaño. La defensa del expresidente incluyó el nombre del paramilitar como uno de los testimonios a tener en cuenta para realizar nuevas aciones penales contra el senador Cepeda.  Por su parte, el senador Cepeda negó ese mismo día a medios radiales conocer a Monoleche y dijo estar dispuesto a acudir a la justicia sobre este episodio. De otro lado, la Corte escuchará este lunes a Ramiro de Jesús Henao, alias Simón, cuyo testimonio se vincula al de Gabriel Muñoz, alias Castañeda, ambos integrantes del Bloque Metro de las Autodefensas, y condenados por la justicia colombiana.

(Le puede interesar: Caso Uribe: Los exparamilitares que declaran este viernes en la Corte Suprema)

Fue el expresidente Uribe quien le pidió a la Corte escucharlos formalmente el día 17 de septiembre de 2014, día en que el senador Iván Cepeda hizo un debate en el Congreso sobre el paramilitarismo en Antioquia, y en el exmandatario decidió denunciar al senador del Polo. Alias Simón dijo conoció en 2012 al senador Iván Cepeda para hablar sobre la ubicación de fosas comunes pero que este supuestamente le habría pedido hablar sobre los hermanos Uribe. En su defensa, Cepeda dijo que fue alias Simón el que condicionó la entrevista a recibir beneficios judiciales, por lo que la misma terminó pronto. En decisión del 16 de febrero de 2018, la Corte Suprema archivó la investigación contra Cepeda y ordenó investigar al expresidente Uribe por manipulación de testigos.

En esa providencia, la Corte calificó a Ramiro de Jesús Henao como un testigo mentiroso ya que no pudo mantener su versión en este y otros casos. Simón está condenado por 500 homicidios cometidos en 18 masacres, entre otros. El senador Iván Cepeda, por su parte, asegura que “personas cercanas a Uribe” y el abogado Diego Cadena recogieron en las cárceles testimonios para acusarlo a él de realizar un montaje contra Uribe, entre los cuales estarían alias Castañeda, alias Simón y Fauner José Barahona Rodríguez, alias Racumín, quien también declara este lunes ante la Sala de Instrucción.

(En contexto: La carta de uno de los declarantes del caso Uribe a la Corte Suprema)

También será escuchado por la Corte Suprema el exjefe del Frente Resistencia Tayrona de las Autodefensas José Gelvez Albarracín, mejor conocido como El Canoso. Conocido de largo aliento por la justicia colombiana, ha servido de testigo en múltiples juicios por parapolítica e incluso dijo en 2011 que los hijos del expresidente, Tomás y Jerónimo Uribe se habrían reunido con paramilitares. No obstante, en 2015 la Fiscalía anunció que le imputaría cargos por falso testimonio.

El nombre de Gelvez Albarracín salió a relucir en este caso en una carta que envió en abril de 2018 a la Corte Suprema de Justicia Enrique Pardo Hache, compañero de reclusión de Juan Guillermo Monsalve, el testigo que ha vinculado al expresidente Uribe con grupos paramilitares. Pardo Hasche, condenado por el secuestro de Eduardo Puyana, suegro del expresidente Andrés Pastrana, se reunió con Monsalve el 22 de febrero y le insistió en que se pusiera de lado de los hermanos Uribe Vélez. (Vea la carta completa aquí) 

En la misiva, Pardo Hasche asegura que los exparamilitares Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario y el Canoso lo culparon luego que el Inpec decomisara unos instrumentos de cocina que tenían y que se usaban, entre otros, para preparar la comida de Monsalve, quien se negaba a recibir alimentos del Inpec. Luego, dijo Pardo, otro interno que trabajaba para los exparamilitares le habría dicho que esos señalamientos que le hicieron eran una especie de presión para pescar en rio revuelto y tratar de conseguir alguna demora en su extradición hacia los Estados Unidos.

(En contexto: La cita inédita de Uribe en la Corte Suprema)

“Un interno que le limpia y le ordena la celda a alias Don Mario me manifestó que las acusaciones que me habían hecho alias Canoso y alias Don Mario estaban encaminadas a hacer parecer que y estaba presionando para que ni hubieran cocinas ni comida e contrabando, para que Monsalve tuviera que consumir la comida supuestamente envenenada que le suministrada el Inec (…) Me dijo el interno que alias Don Mario y alias Canoso eran los que habían informado de las cocinas para después hacer esas acusaciones. Estos dos señores están según el interno, trtando de mezlcarse en una investigación para evitar su inminente extradición”, dice la Carta.

Según la misiva de Pardo Hasche, el testigo Monsalve le habría contado a Don Mario y el Canoso de las reuniones que había tenido con el abogado Diego Cadena, apoderado de Uribe, quien, según la Corte Suprema de Justicia, le pidió una retractación a Monsalve (condenado por paramilitarismo) a cambio de ayudarle con su caso. Pardo Hasche fue escuchado el viernes 6 de septiembre por la Corte Suprema.

(Lea: Las conversaciones claves para la investigación que se adelanta en contra de Álvaro Uribe)

881302

2019-09-16T06:11:55-05:00

article

2019-09-16T06:11:55-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Caso Uribe: El turno de "Monoleche" y el "Canoso" en la Corte Suprema

69

9007

9076