Centro Democrático demandó ante la Corte el acto legislativo para la paz

El presidente de la colectividad, Óscar Iván Zuluaga aseguró que lo aprobado por el Congreso "sustituye la Constitución".

El Centro Democrático presentó este martes ante la Corte Constitucional una demanda en contra del acto legislativo  para la paz, que fue aprobado en el Congreso y que plantea mecanismos expeditos para el trámite de las leyes que reglamenten los acuerdos establecidos entre el Gobierno y las Farc en La Habana, argumentando que lo aprobado por el Congreso de la República sustituye prácticamente a la Constitución Política de 1991. La presentación de la demanda se hizo respaldada en más de 1 millón 315 968 firmas.

El presidente de dicha colectividad, Óscar Iván Zuluaga presentó junto a la demanda más de un millón trescientos mil firmas “para demostrarle a la Corte que lo aprobado por el Congreso sustituye la Constitución. Se la estamos entregando a la medida de las Farc”.

El excandidato presidencial consideró que el acuerdo aprobado es una trampa puesto que se le están otorgando facultades extraordinarias al presidente de la República. “No podemos permitir que el Gobierno haga todas las modificaciones para favorecer a las Farc. Jamás en la historia republicana se había hecho una concesión de esta magnitud”.

Zuluaga explicó que el acuerdo lleva  la categoría de “especial” para que quede en el bloque de constitucionalidad, “otorgándole  poder constituyente a las Farc. ¿A qué sector social y político en la historia del país se le ha hecho esta concesión?”.

Además de esto se le otorgaron facultades extraordinarias al Presidente de la República, lo que borra la división de los poderes establecida en la Carta Política. “Eso no es aceptable, para expedir todos los decretos que necesita el acuerdo con las Farc”. 

Considera que se le están quitando facultades al Congreso que queda como un espectador frente a estos decretos ya que no podrá tomar decisiones de fondo ya que se le quitan sus facultades para debatir. Esto, en el concepto del movimiento político, va en contravía de lo establecido en la carta magna.

“Se reducen los términos para la aprobación de leyes y actos legislativos en el Congreso, solamente por tratarse de un acuerdo con las Farc (...) Únicamente va a actuar para legitimar lo que presente el Gobierno, pero perdió su poder de decisión. Es un Congreso maniatado”, precisó. 

Agregó que en las próximas semanas presentarán diferentes demandas en contra de este acuerdo ante organismos internacionales. El presidente del Centro Democrático agregó que acudirán a la Corte Penal Internacional, Naciones Unidas, Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Comité de la Cruz Roja.

“Vamos a adelantar todas las acciones y demostrar que estos acuerdos violan la constitución, son un fraude al derecho internacional y no son el camino para lograr una paz estable y duradera”, precisó. Debido a esto anunciaron que promoverán la campaña por el NO.

“Nosotros esperamos hacer una campaña para convencer a los colombianos que el mejor camino para lograr la paz es votar NO en el plebiscito”, aclaró Zuluaga al manifestar que el acuerdo firmado en La Habana (Cuba) tras cuatro años de negociaciones afectan los derechos de las víctimas del conflicto armado interno.

Cita que no habrá cárcel para los responsables de delitos de lesa humanidad, no se les obliga a pedir perdón, a devolver a los menores reclutados, no responderán por los secuestros, habrá  reparación administrativo con el dinero de las actividades relacionadas con el  narcotráfico.

Finalmente asegura que el acto administrativo va en contravía del artículo 77 del Estatuto de Roma que obliga y exige la reclusión de los responsables de este tipo de delitos en centros carcelarios. “Este acuerdo es una piñata de impunidad”, precisó al citar al director de la ONG Human Right Watchs.

“Es una pregunta tramposa”

Frente a la pregunta del plebiscito por la paz dada a conocer este martes por el presidente de la República, Juan Manuel Santos el Centro Democrático considera que es “tramposa” puesto que no cumple con los requisitos exigidos por la Sala Plena de la Corte Constitucional.

Zuluaga considera que debe replantearse ya que se debe hacer una pregunta dirigida para saber si están o no de acuerdo con los acuerdos firmados entre el Gobierno y las Farc y no sobre si quieren o una paz estable y duradera. 

“No se puede poner en juego a la paz”, indicó. Debido a esto no descartan presentar una demanda ante el Consejo de Estado y una solicitud de medidas cautelares en contra del decreto firmado por el jefe de Estado y que convoca oficialmente al plebiscito por la paz.