CIDH supera crisis financiera de 2016

La Comisión superó la crisis financiera que amenazó con limitar sus funciones. Los aportes de países miembros de la OEA y de algunos donantes lograron solucionar el problema financiero.

Daniel Cima - CIDH, Flickr

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) después de anunciar una crisis económica en mayo de este año, la cual terminaría cesando las funciones primordiales de la organización, ha podido superarla. La respuesta de los países miembros del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y donantes permitió a la Comisión siguiera procesando peticiones, casos y medidas cautelares y de monitoreo de la situación de derechos humanos en la región.

El presidente de la CIDH, James Cavallaro aseguró que salir de la crisis financiera fue posible gracias al esfuerzo financiero que realizaron países miembros y otros donantes para ayudar a resolver la urgencia. El presidente de la Comisión también se vio sorprendido de los aportes que empezaron a llegar después de que se anunciara públicamente  el estado impositivo de las finanzas de la CIDH. “Esto demuestra que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos cuenta con una legitimidad institucional en todo el mundo”, agregó.

La CIDH hizo énfasis en los aportes que hicieron Argentina (400.000 dólares), Chile (80.000) dólares Panamá (150.000), Colombia (100.000), México (50.000), Perú (55.000), Uruguay (24.000) y Antigua y Barbuda (1.800). Asimismo, la CIDH valora los aportes realizados por la Comisión Europea, Dinamarca, España, Suecia, Suiza, Fundación Arcus, Cammina, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y las Universidades de Notre Dame y Stanford.

“Estos aportes nos permitieron resolver los dos riesgos inminentes que enfrentábamos: la posibilidad de no realizar las sesiones, y la posibilidad de perder una parte importante de nuestra capacidad de cumplir nuestras funciones debido a la pérdida de casi la mitad del personal”, dijo el Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão. Sin embargo el alto funcionario aseguró que al superarse este escoyo de financiación no quiere decir que se haya resuelto el problema estructural.

Para la CIDH el “apoyo moral” que recibió tras el anuncio de la crisis fue fundamental. Por ejemplo, las manifestaciones de apoyo del secretario general de la OEA,  del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Secretaría General de la Comisión así como  de los dos cuerpos independientes más grandes del sistema de derechos humanos de Naciones Unidas: el Comité de coordinación de Procedimientos Especiales y los Presidentes de los Órganos de Tratados de derechos humanos.

El Presidente de la CIDH le conmovió el respaldo que recibió desde muchos sectores, pero sobre todo el de las víctimas de violaciones de derechos humanos. “Nos decían que ellos saben el valor que tiene la Comisión y nos preguntaban si podían donar. La experiencia vivida en estos meses, sobre todo los mensajes de apoyo de personas que de diversas maneras encontraron en la CIDH una respuesta efectiva a su situación, nos ha renovado y reforzado nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos en toda la región”, puntualizó Cavallaro.

657812

2016-09-30T19:59:17-05:00

article

2016-09-30T19:59:17-05:00

none

Sección Judicial

Judicial

CIDH supera crisis financiera de 2016

37

3174

3211