Citan por quinta vez a Sandra Morelli a interrogatorio

La funcionaria espera que esta sea la última sesión para esclarecer el tema del arriendo de la nueva sede de la Contraloría.

La Fiscalía espera que la contralora Sandra Morelli asista a su quinta citación a interrogatorio, en el que la funcionaria entregará las razones por las que decidió tomar en arriendo una nueva sede de la Contraloría, que asciende a los $76 mil millones.

La contralora, quien rinde interrogatorio ante el vicefiscal Jorge Fernando Perdomo por más de 10 investigaciones, ha insistido en repetidas ocasiones en que el arriendo de las oficinas ubicadas en el sector del Salitre en Bogotá, no son representan un costo elevado y que este proceso hace parte de una persecución en su contra.

"Hay una persecución en mi contra y el control fiscal, de todas las actuaciones de la Contraloría, eso sin lugar a dudas y las más de 1000 diligencias de la Fiscalía lo demuestran", agregó Morelli durante su última visita a la Fiscalía.

La Fiscalía busca establecer si se cometieron los delitos de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, falsedad en documento público, e interés indebido en la celebración de contratos, todos relacionados con las funciones propias de su cargo.

En julio de 2012, el Estado empezó a desembolsar $2.515 millones para pagar mensualmente el arriendo de la nueva sede a la que se trasladó la Contraloría, en la avenida La Esperanza con carrera 60 en Bogotá. La mudanza que, de acuerdo con el último informe de la Auditoría tuvo irregularidades por cerca de $54.000 millones fue un proyecto en el que la contralora Sandra Morelli se empecinó desde 2011. A partir de entonces, Morelli sostuvo que las instalaciones antiguas, ubicadas en el centro de la ciudad, no ofrecían las condiciones necesarias para trabajar. Dos edificios que eran propiedad de la Contraloría se desocuparon para trasladar su planta a uno nuevo, pero en arriendo.

Según el estudio, cuando la Contraloría decidió trasladarse a la nueva sede de Gran Estación se presentaron siete irregularidades fiscales. (Vea: Los $76 mil millones que enredan a la contralora Morelli)

Los investigadores esperan que Morelli asista como en su cuarta citación, muy puntual, con su abogado y con la mejor disposición para terminar con este interrogatorio, aunque advierten que si se extiende no queda más que volverla a citar.