"Clínica Las Américas nunca violó nuestros derechos": Familia Botero López

Luego de que la Corte Constitucional le solicitara a la Clínica Las Américas pedir excusas publicas a un joven que solicitó que le devolvieran su pie amputado, su familia pide al centro medico que se abstenga de hacerlo.

La historia de Diego Alejandro Botero, un joven que fue diagnosticado hace dos años con osteosarcoma en su pierna izquierda fue contada por El Espectador el pasado 16 de octubre. Esta especie de cáncer en el hueso y que después de tanto batallar, Diego Alejandro logró vencer, terminó por quitarle su extremidad inferior. A pesar de los intentos de La Clínica Las Américas por salvarle la vida y de aliviarle los dolores después de los procedimientos, Diego Alejandro decidió que le quitaran su pierna.

Ver más: La lucha de un joven por recuperar su pierna amputada

Luego de que en julio de 2015 lo operaran y de acostumbrarse a su nueva prótesis, este joven de 19 años pidió que el centro médico le devolviera su pie. Sin embargo, La Clínica Las Américas se negó a devolverlo arguyendo que dicha parte del cuerpo removido se trataba de “desecho peligroso con riesgo biológico o infeccioso” y que por ende la ley colombiana obligaba a la Clínica Las Américas a incinerar los restos amputados.

Después de que un juzgado civil también le negara la devolución de su pie amputado, apeló la sentencia y el caso llegó a a manos de la Corte Constitucional, la cual concluyó que a Diego Alejandro le vulneraron su derecho a la libertad de conciencia y, por eso, las directivas de la clínica y las autoridades regionales deberán pedirle perdón en una ceremonia pública.

Sin embargo, en una carta enviada por la familia de Diego Alejandro a La Clínica Las Américas, los familiares aseguraron que no consideran necesarias las excusas públicas puesto que ellos nunca consideraron que la clínica les haya violado algún derecho. Por el contrario, afirman, que siempre aseguraron que la clínica estaba siendo "demasiado legalista" ajustándose a la norma vigente.

Además, en dicha misiva señalan que la tutela hacia el centro clínico nunca tuvo como finalidad atacarla. Según los familiares, la intención del recurso judicial era para que se revisara la normativa con respecto a los residuos biológicos resultantes de las cirugías y de las cuales el núcleo familiar del joven Botero estaba en desacuerdo.

En el documento la familia de Botero le pide a la Clínica Las Américas que omitan la solicitud del alto tribunal, puesto que para ellos no hay motivos para pedir perdón. "Esperamos, como siempre ha ocurrido, seguir contando con el excelente servicio y atención que siempre hemos recibido en cada una de nuestras visitas por ese centro", puntualizó la carta.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias