Colegio en Comuna 13 está de luto

Directivas del colegio Eduardo Santos se declararon en duelo por el asesinato de un egresado de esa institución. Director de la Policía despacha desde esta ciudad.

Comuna 13 de Medellín. /Archivo
Comuna 13 de Medellín. /Archivo

Las directivas del colegio Eduardo Santos de Medellín "se resisten a seguir perdiendo integrantes en esta desigual batalla y se declaran en duelo nuevamente". Así lo dijo el rector de esa institución, Manuel López Ramírez, quien, en un escueto comunicado, rechazó la muerte de un egresado de ese colegio, Juan Pablo Marín Llasno, ocurrida la semana pasada.

En el comunicado anunciaron que en los próximos días se realizarán unas jornadas de reflexión que "posibiliten la conformación de una barrera que rompa el miedo. Por enésima vez, demandamos de las instituciones legales, brindar la protección adecuada a la población, para que no sigan cayendo más víctimas inocentes de este crudo espectáculo de dolor y muerte que ronda nuestros barrios".

"Los empecinados en la violencia como instrumento de poder sacuden otra vez, y con más fuerza, nuestro interior. Truncan los sueños de otra vida joven que tercamente le apostaba a la alegría de vivir en ésta sociedad". Indicó el rector, en referencia a Marín Llasno quien el 28 de marzo se encontraba en un establecimiento del barrio San Javier, cuando fue secuestrado por desconocidos que luego lo asesinaron. Las investigaciones continúan. Por ahora, no ha habido capturados por este crimen.

Martín Llasno, de 17 años, fue representante estudiantil y se graduó con honores en 2011. Cursaba estudios de Ingeniería de Sistemas en el Instituto Tecnológico Metropolitano de Medellín. "Fue un muchacho sin extremos, sin vicios, nunca camorrero, muy alegre y soñador", agregó el rector en el documento conocido por El Espectador y en el que recordó que no hace más de un mes, la comunidad del Eduardo Santos se vio enlutada por un hecho similar.

El pasado 9 de marzo, Sergio Esteban Arcos Solarte, quien estaba a punto de graduarse del Eduardo Santos, fue asesinado frente a su casa en el barrio La Loma, en Medellín. Tenía 16 años de edad y era reconocido como uno de los mejores estudiantes del colegio. Casos como el suyo, además de enlutar a la comunidad educativa, ha aumentado la deserción escolar en esta institución de la comuna 13 de Medellín, una de las más golpeadas por la criminalidad.

En 2012 desertaron 418 jóvenes y en lo que va del año lo han hecho casi 300 alumnos. Quienes no lo han hecho resisten como pueden. Del Eduardo Santos han salido varias propuestas culturales con las que los adolescentes se han dedicado a combatir la criminalidad. Son famosos sus colectivos de hip hop. Esa ha sido la respuesta del colegio al conflicto que los rodea y que ha obligado al director de la Policía, general José Roberto León Riaño, a ejercer sus funciones desde Medellín.