Colombia, al tablero en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El próximo 10 de mayo, la situación de derechos humanos en el país será sometida a un examen ante los 193 países que son miembros de las Naciones Unidas. Temas como el asesinato a líderes sociales y la implementación del Acuerdo de Paz serán claves.

En la sede de la ONU en Ginebra, Colombia será sometida al Examen Periódico Universal.AFP

Por tercera vez en la historia, Colombia pasará al tablero en un escenario que es clave en las Naciones Unidas. Se trata del Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (EPU) que se llevará a cabo el próximo jueves 10 de mayo en el Palacio de las Naciones en Ginebra (Suiza). Allí, la delegación del Gobierno colombiano, encabezada por el ministro del Interior, Guillermo Rivera Flores, escuchará y tomará nota de las recomendaciones y observaciones que harán los 193 países que hacen parte de las Naciones Unidas, y del informe que presentará la ONU después de un juicio análisis en terreno.

El EPU está divido en tres partes. La primera es una informe nacional que presentar el Estado que pasa al examen. La segunda es una compilación de los informes de expertos y grupos de trabajo independientes conocidos como los Procedimientos Especiales, los Órganos de los Tratados de derechos humanos, y otras entidades de las Naciones Unidas. Y por último, un resumen de la información proporcionada por los actores interesados, incluyendo las instituciones nacionales de derechos humanos, las organizaciones regionales y las organizaciones no gubernamentales.

(Vea: ONU, preocupada por impunidad en casos de corrupción en Colombia)

La primera vez que Colombia llegó a este escenario fue en 2008, una época oscura para el país pues la guerra contra las Farc seguía a fuego vivo y estaba reciente la desmovilización de grupos paramilitares, que trajo consigo la creación de nuevas estructuras criminales ilegales de quienes no quisieron dejar las armas. Cinco años después, en 2013, el país volvió a Ginebra y esta vez, la situación fue diferente. La gran mayoría de países que intervinieron, lo hicieron para felicitar a Colombia por sus esfuerzos por entablar los diálogos de paz con las Farc. 

Desde ese entonces, ya se hablaba de la preocupación de varias naciones por la violencia en contra de líderes sociales y defensores de derechos humanos. Países como Francia, Bélgica, Alemania, Holanda y el Reino Unido, le hicieron una observación a Colombia en este sentido y llamaron a su protección. Este año, justamente cinco años después de este llamado de atención, el tema promete ser uno de los que volverán a escucharse en la sesión de esta semana. Asimismo, la atención está puesta sobre si los intervinientes se referirán a las supuestas irregularidades en la adjudicación de dinero del Fondo de Paz

*El Espectador está en Ginebra (Suiza) gracias a la invitación de la Red Internacional de Derechos Humanos.