¿Por qué se conmemora la Semana del Detenido Desaparecido?

hace 1 hora

Colombia y el mundo recurren a la fuerza pública también para frenar la expansión del COVID-19

A partir de este miércoles, en siete municipios de Cundinamarca se aumentará la presencia de uniformados en las calles con el fin de apoyar la cuarentena obligatoria. En otros países del mundo, los gobiernos también han tenido que valerse de policías y militares para hacer cumplir las cuarentenas y toques de queda que se han ordenado con el fin de evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Garantizar la tranquilidad y evitar los desórdenes han sido las razones por las cuales el mundo ha sacado a sus militares a las calles. Archivo El Espectador.

En todo el mundo se han tomado medidas para frenar la expansión del nuevo coronavirus, lo que ha incluido el recurrir a la fuerza pública. En Colombia, desde el 17 de marzo se anunciaron las acciones preventivas que el Ministerio de Justicia adoptaría para ayudar en la fase de contención del COVID-19. El acuartelamiento de primer grado sigue activo, es decir, los militares estarán disponibles para cualquier eventualidad, aunque esta medida se tomó desde el paro nacional de noviembre del año pasado. También lo están las escuelas de formación, las cuales continúan con sus programas académicos y medidas restrictivas de aislamiento social. (En vivo: van 16 muertos y 906 casos por COVID-19 en Colombia)

La Policía cumple labores de patrullaje para garantizar la seguridad de las calles, que permanecen vacías. Con multas de $936.000, las autoridades han tratado de persuadir a los ciudadanos de quedarse en sus casas. Sin embargo, en algunas ciudades se ha tenido que ordenar la militarización. Este es el caso de Cúcuta y Vila del Rosario, a donde llegaron los militares a solo dos horas de iniciar la cuarentena obligatoria el pasado martes 24 de marzo. Este municipio fronterizo está cerca del puente internacional Simón Bolívar, que lleva más de dos semanas cerrado. El tránsito de migrantes por los pasos ilegales, sin embargo, parece inevitable, lo que puede representar una amenaza en términos de salud pública. Situación que también preocupa en Nariño, donde  mucha gente proveniente de Ecuador está aprovechando los puntos irregulares de paso para resguardarse en Colombia.

En ciudades y municipios como Barrancabermeja, Ibagué, Jamundí, Pasto, Popayán, Riohacha, Tunja, Duitama, Chíaa, Cajicá o Fusagasugá, las autoridades locales han implementado un "pico y cédula" para salir a provisionarse sin causar aglomeraciones. Sin embargo, en departamentos como Cundinamarca, siete municipios agrupan la mitad de los comparendos impuestos en todo el departamento desde que inició el aislamiento preventivo obligatorio. Se trata de Soacha, Mosquera, Madrid, Fusagasugá, Facatativá, Girardot y Zipaquirá, municipios que tendrán desde este miércoles un aumento en el número de uniformados en las calles para vigilar el cumplimiento de las restricciones de movilidad durante la cuarentena. (Las diez cosas que dejó el coronavirus hoy en el mundo)

En el mundo, las autoridades se han decretado medidas para evitar disturbios. Los primeros ejemplos provinieron en China, cuando la cuarentena en la provincia de Wuhan se hizo de manera inmediata. Lo que desató el pánico y la angustia entre la población fueron las noticias que se reportaban en las redes sociales sobre este nuevo virus. Ante la situación, el gobierno chino declaró la guerra a los rumores y el Ministerio de Seguridad Pública de este país empezó a censurar información relacionada con la pandemia.

España e Italia han sido de los países que más han sufrido con el nuevo coronavirus, pues de los casi 41.000 muertos que registra hoy esta epidemia, reúnen casi la mitad de los casos entre los dos. Ante los motines y los saqueos, los gobiernos de ambas naciones decidieron militarizar sus ciudades.Hace tres semanas, el gobierno italiano prohibió los eventos al aire libre y las grandes reuniones. Sin embargo, los bares y restaurantes estatuvieron abiertos al publico hasta las seis de la tarde. Hoy la cuarentena es total. (Lecciones que Colombia puede aprender sobre la estrategia de España frente al coronavirus)

En España se están tomando decisiones de orden público excepcionales. Desde la entrada en vigor del estado de alarma anunciado el 15 de marzo por el presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, se han sancionado a más de 180 ciudadanos por no respetar el confinamiento, según las cifras reportadas por las autoridades de este país. Las modificaciones planteadas ante la emergencia han generado dudas en los policias sobre qué precepto legal utilizar para los sancionados. La situación ha llevado a la Dirección General de la Policía a elaborar una “nota informativa” interna en la que les recomienda priorizar la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ley mordaza, por considerarla “ágil y contrastada”. 

En Francia, país que registra más de 37 mil contagios, la situación también es dramática. Al principio de la cuarentena, el Gobierno expidió permisos oficiales para poder salir por abastecimiento. Las multas por desacatar la medida o no portar este salvoconducto son de 200 euros. Lo que más preocupa a las autoridades son los intentos de saqueos a droguerías y hospitales en busca de conseguir implementos médicos o tapabocas para su reventa. Ante esta situación, el gobierno de Macron ha reforzado la presencia policial y de Ejército en los puntos neurálgicos de las ciudades. (Colombia entra, oficialmente, en la fase de mitigación del COVID-19)

En África, el panorama no es tan distinto. En diferentes partes del continente, las cuarentenas de seguridad y los toques de queda han conducido al caos en la población. Las fuerzas policiales han reprimido a quienes evaden las normas impuestas. Las fuerzas policiales en países como Kenia y Ruanda están usando todo el arsenal que tienen a la mano para hacer cumplir las medidas impuestas por los gobiernos. Estas medidas incluyen cuarentenas y toques de queda, con el fin de controlar la propagación del brote de COVID-19 en el continente.

En los países de la región, Perú eximió este sábado de responsabilidad penal a los uniformados que causen lesiones o la muerte a ciudadanos “en el cumplimiento de su función constitucional” y en situación de “legítima defensa” según comunicó el Ministro de Defensa de este país. Además, se convocó a los reservistas del Ejército para que refuercen las acciones de patrullaje en el país.

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus.

*Apóyanos con tu suscripción. 

912116

2020-03-31T15:36:01-05:00

article

2020-03-31T15:36:51-05:00

jescobar_1284

none

Redacción Judicial

Judicial

Colombia y el mundo recurren a la fuerza pública también para frenar la expansión del COVID-19

97

7865

7962