'Colombianos no pueden permitir que lo acordado en La Habana se convierta en norma constitucional'

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado consideró que el blindaje aprobado para el proceso de paz se rompe fácilmente.

El procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado aseguró que existe un notable riesgo al concederle un poder constitucional automático al acuerdo final que se firme en La Habana (Cuba) en el proceso de paz que se adelanta entre el Gobienro y la guerrilla de las Farc.

Debido a esto manifestó que son los colombianos quienes no pueden permitir que lo acordado se convierta en una norma constitucional. "Si ello llegara a suceder, tendrá que pensarse en lograr revisar lo acordado, utilizando los instrumentos que nos confiere la Constitución".

Para el jefe del Ministerio Público la aprobación de la figura violenta el ordenamiento jurídico, la voluntad popular, el Congreso de la República y la Constitución Política de Colombia. “El blindaje del proceso de paz es un blindaje uno y con un ‘caucherazo’ democrático se rompe”.

Ordóñez Maldonado ha presentado en reiteradas oportunidades el acto legislativo que se aprobó en el Congreso de la República al considerar que va en contravía de la Carta Política. 

Agrega que al darle este "blindaje" se ignora por completo la posición que se adopte ante un eventual plebiscito puesto que la decisión estará tomada y los acuerdos serán de obligatorio cumplimiento.