Comandante de las FF.MM. niega que haya participado en actos de corrupción

"No he intervenido en ninguno de los procesos de contratación", aseguró el general Leonardo Barrero.

El comandante de las Fuerzas Militares, general Leonardo Barrero, aseguró que no intervino en ninguna contratación del Ejército, en respuesta a las denuncias de prensa sobre la existencia de una supuesta red de corrupción en las compras y licitaciones de esa Institución.

"Tengo plena tranquilidad moral que no he intervenido en ninguno de los procesos de contratación a los que hace referencia la publicación", dijo Barrero en un comunicado sobre las denuncias de la revista Semana que hacen referencia al supuesto millonario esquema de compras y licitaciones amañadas.

La publicación basa su informe en cientos de horas de grabaciones magnetofónicas a las que tuvo acceso, que reposan en la Comisión de Acusaciones del Congreso y que se remontan a los años 2012 y 2013.

Según la revista Semana, parte del dinero de los contratos adjudicados por el Ejército en 2012 y 2013 para la compra de equipos, material de intendencia y hasta de la gasolina para los vehículos habría ido a parar a cuentas de militares presos por violaciones a los derechos humanos.

El eje de la supuesta red es el coronel del Ejército Róbinson González del Río, detenido desde 2012 por una denuncia de ejecución extrajudicial de dos campesinos ocurrida en 2007, pese a lo cual en las grabaciones aparece hablando de millonarios negocios de licitaciones de todo tipo.

En una de las 19 grabaciones publicadas por Semana, González habla con Barrero, en la época jefe del Comando Conjunto de Occidente, pero no sobre compras sino sobre sus problemas judiciales y Barrero le recomienda que "hagan una mafia para denunciar fiscales y toda esa güevonada (sic)".

Según dijo este domingo el jefe militar, por la forma en la que se presenta la información por Semana "podría entenderse que se tratara de un solo contexto, es decir, se presentan mis conversaciones con el oficial, unidas al tema de fondo, que es la presunta comisión de delitos en los procesos de contratación del Ejército".

El comandante de las Fuerzas Militares explicó que una cosa es "un infortunado comentario (sobre los fiscales), dentro de una conversación privada, y otra diferente la indebida intromisión en procesos contractuales a los cuales se me quiere vincular". 

Es necesario aclarar que estas expresiones se presentaron, luego que un Oficial, vía telefónica, manifestara su preocupación por la situación jurídica que afrontaba refiriéndose a un presunto montaje, lo que generó un comentario en el cual reconozco empleé palabras descalificadoras hacia el ente investigador y sus funcionarios”, explicó.

Barrero reconoció que los medios de comunicación tienen la responsabilidad de investigar e informar porque eso contribuye a la construcción y fortalecimiento de la democracia, pero enfatizó que "ninguno de los audios publicados por la revista Semana permite deducir que el Comandante General de las Fuerzas Militares haya participado en actos de corrupción".

Asimismo, Barrero ofreció disculpas a la Fiscalía y al país "por el desafortunado empleo de expresiones que considero apresuradas y desobligantes".

El oficial explicó que esas expresiones se presentaron al referirse a las preocupaciones de González por un presunto montaje en su contra, "lo que generó un comentario en el cual reconozco empleé palabras descalificadoras hacia el ente investigador y sus funcionarios".

Añadió que otras tres conversaciones presentadas por la Revista Semana no corresponden a su voz, y reiteró: "no he intervenido en ninguno de los procesos de contratación a los que hace referencia la publicación".

El presidente Juan Manuel Santos consideró "inaceptables" y "muy graves" las denuncias y ordenó a su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, que se tomen "decisiones contundentes y ejemplarizantes".