Combates entre el Ejército y el Eln alertan a Norte de Santander

Los hechos se presentaron en el corregimiento Babega del municipio Santo Domingo de Silos. Además, en el municipio de Hacarí esa misma guerrilla habría lanzado un artefacto explosivo contra la estación de Policía.

/ Foto: AFP

Este domingo 23 de octubre, se registraron fuertes enfrentamientos en el corregimiento Babega del municipio Santo Domingo de Silos (Norte de Santander), entre el Ejército y presuntos miembros del Frente Efraín Pabón de la guerrilla del Eln. Tras el fuego cruzado, el Ejército capturó a dos guerrilleros e incautó amas y proveedores.

El Ejército obtuvo la información sobr la ubicación de los dos guerrilleros gracias a la información suministrada por la Red de Aliados para la prosperidad, quienes dieron a conocer a los soldados del Batallón de Ingenieros No 5 'Coronel Francisco José de Caldas' sobre la presencia de dos hombres del ELN en el corregimiento. 

De acuerdo con la información de la Quinta Brigada del Ejército, uno de los hombres serían Jhon Jairo Álvarez Álvarez, alias Marihuano, presunto líder de la comisión 18 de julio de ese frente guerrillero y quien era requerido por la Fiscalía 29 en Cúcuta (Norte de Santander), a donde fue enviado.

De acuerdo con la información recolectada por las autoridades, alias Marihuano o Junior estaría encargado de funciones delictivas como proselitismo, cobro extorsivo a finqueros de las veredas Tarabatá, Enterradero y Belén (Norte de Santander), de igual forma ejercía presión e intimidación a la población civil.

Estiven Vargas Rincón, un venezolano que se habría vinculado a la organización subversiva como guerrillero raso, y que en medio del fuego fue herido por miembros del Ejército. Vargas Rincón recibido atención médica humanitaria por parte de la tropas y actualmente está en el municipio de Pamplona (Norte de Santander) donde es atendido en un centro asistencial.

 A los guerrilleros los miembros del Ejército les incautó dos pistolas con 30 cartuchos calibre nueve milímetros y tres proveedores.

Adicionalmente, en la mañana del pasado domingo, en el casco urbano del municipio de Hacarí fue arrojado un elemento explosivo contra la estación de Policía. Si bien ningún miembro de la Fuerza Pública quedó herido, el impacto dañó elementos del comando y además destruyó parte del techo de la instalación destruido.

Milcíades Pinzón, alcalde de Hacarí, señaló que si bien todo transcurre con normalidad en el municipio, no hay luz eléctrica. “Desconocemos las causas de esta situación”, agregó. Adicionalmente, los municipios de Ocaña, Abrego y La Playa tampoco cuentan con fluido eléctrico. Debido a los dos incidentes que se presentaron este domingo en la zona, se citó un Consejo de seguridad extraordinario.