Comisión abrió investigación contra tres magistrados del Consejo de Estado por filtrar ponencia en caso Ordóñez

La célula legislativa investiga si los consejeros Danilo Rojas Betancourt, Alberto Yepes y Stella Conto Díaz se presentaron irregularidades.

@PGN_Col

La Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes abrió investigación en contra de los magistrados del Consejo de Estado Danilo Rojas Betancourt, Alberto Yepes y Stella Conto Díaz por presuntamente haber filtrado la ponencia en el proceso que se adelanta por la demanda presentada en contra de la reelección de Alejandro Ordóñez Maldonado como procurador general de la Nación.

Los tres consejeros fueron denunciados por haber entregado la ponencia del magistrado Alberto Yepes a los medios de comunicación, En su concepto el entonces togado Marco Antonio Velilla afectó el estudio del caso, puesto meses después se filtró la nueva ponencia del magistrado que le pedía a la Sala Plena del tribunal de lo contencioso administrativo tumbar la reelección de Ordóñez. 

Debido a esto la célula legislativa busca establecer si los tres magistrados, entre los que se encuentra el actual presidente del alto tribunal, incurrieron en una irregularidad. En un primer momento la ponencia de Yepes era estudiada por la Sala Quinta del Consejo de Estado, sin embargo por petición del mismo Velilla el documento pasó a conocimiento de la Sala Plena debido a su importancia y trascendencia.

En su ponencia se manifestaba que la reelección de Ordóñez Maldonado como Procurador General debía declararse ilegal debido a que esa figura no existía ni en la Constitución Política y la ley. Igualmente se argumenta que un grupo magistrados de la Corte Suprema de Justicia debían declararse impedidos para participar en la audiencia en la que se postuló al abogado santandereano a la terna puesto que tenían familiares trabajando en el Ministerio Público.

El magistrado llamó la atención sobre el hecho que en la sesión de votación en el Senado de la República la terna solamente estaba conformada por dos personas, puesto que la magistrada del Consejo Superior de la Judicatura, María Mercedes López -ternada por el Presidente- había renunciado, hecho por el cual se debía esperar que se postulara a una nueva persona.