Para compra de armas usadas en falsos positivos soldados debían aportar 10 mil pesos

El armamento comprado en el mercado negro era ubicado al lado de los civiles que eran presentados como guerrilleros abatidos en combate.

Un detallado relato presentó ante la Fiscalía General un soldado del Batallón Contraguerrilla No. 57 Mártires de Puerres, ubicado en Manizales, sobre la forma en que se hicieron algunos de los mal llamados falsos positivos en dicha zona del país.

En la declaración presentada ante el ente investigador, el militar aseguró que sus superiores les cobraban 10 mil pesos para la compra de armamento, el cual era utilizado en las ejecuciones extrajudiciales, precisa un informe revelado por La FM.

En este sentido indicó que las armas compradas en el mercado negro eran ubicadas en los cuerpos de los civiles que eran presentados como guerrilleros abatidos en combate, hecho por el cual dicho armamento en algunos casos presentaba fallas en su mecanismos que los hacia inservibles.

Dichas revelaciones fueron presentadas por el fiscal 57 de derechos humanos en la audiencia de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento en contra del sargento del Ejército Rubi Harold Túquerres.

El uniformado fue señalado de haber participado en una serie de ejecuciones extrajudiciales registrados en la vereda de Trocaderos en el departamento de Caldas en el 2007.

Por estos hechos están siendo procesados actualmente tres oficiales y dos suboficiales del Ejército.
 

 

últimas noticias