Comunicado sobre muerte de Luis Andrés Colmenares fue emitido sin autorización

Así lo indicó la defensa del Coordinador Jurídico de la Alcaldía de Chapinero.

La defensa del Coordinador Jurídico de la Alcaldía de Chapinero, Julio Cesar López, manifestó que el comunicado emitido el primero de noviembre en el que se calificó como un "suicidio" la muerte del estudiante de la Universidad de los Andes, Luis Andrés Colmenares, no estaba autorizado para salir al aire.

Ante la Procuraduría Primera Distrital el abogado reiteró que dicho documento no contó con todos los requisitos exigidos para la publicación de este tipo de comunicados de prensa que son enviados a los medios de comunicación.

En ninguna parte en ningún medio probatorio reposa que López Ospina haya dispuesto u ordenado la elaboración del comunicado, tampoco que haya autorizado dicho comunicado”, precisó al final de la diligencia.

El abogado indicó que no hay prueba que demuestre que su cliente haya ordenado a la oficina de prensa de la Alcaldía cuestionando así la declaración entregada por el periodista que estaba a cargo de esta.

Vale recordar que hace nueve meses Luis Alonso Colmenares, padre de Luis Andrés, envió una carta a la Procuraduría General con el fin de que se investigue disciplinariamente a los funcionarios de la alcaldía de Chapinero que tuvieron relación con el comunicado.

"Hoy cuando tenemos certeza científica que la muerte de Luis Andrés no fue un suicidio sino lo que existió fue un homicidio, me parece que es necesario que se investigue ese comunicado", precisó el padre del menor en la misiva.

La familia Colmenares Escobar manifestó que en el comunicado de prensa se manifestó claramente que el 31 de octubre el joven “se encontraba en un gran estado de alicoramiento y le comentó a sus amigos que quería quitarse la vida a lo que sus amigos hicieron caso omiso”.Ante estas declaraciones, los familiares del joven de 21 años cuestionan duramente estas declaraciones pues no saben de dónde salió tal información.

¿De dónde sacaron toda estos datos?”, manifestó el padre de Colmenares, explicando que en el comunicado se mencionaba que su hijo había muerto por “ahogamiento, pues al caer al caño se ocasionó una contusión que le causó pérdida de conocimiento”.

Ante estos hechos, la familia del estudiante asesinado en extrañas circunstancias el 31 de octubre de 2010, considera que existen diversas pruebas que vinculan a la alcaldesa de la localidad, como a su jefe de prensa en haber incurrido en irregularidades. 

Temas relacionados