Condenado por atentado al Nogal rompe su silencio desde la cárcel