Condenado por abusar de una menor se fugó de la cárcel y dejó nota de agradecimiento

José Edilberto Muñoz Echavarría, condenado a 13 años de prisión, saltó una de las mallas del centro carcelario de Bellavista y se dio a la fuga.

Como José Edilberto Muñoz Echavarría fue identificado por las autoridades el recluso de la cárcel Bellavista (Antioquia) que se fugó en un aparente descuido de los guardias del Inpec. (En contexto: Dos excombatientes de las Farc se fugan de La Picota)

El hombre, que había sido condenado a 13 años por acceso carnal violento a una menor de edad y de los cuales había pagado tan solo nueve, saltó una de las mallas que rodean los proyectos productivos del centro carcelario. Se trata de una zona en la que no hay mayores controles de seguridad pues es un lugar reservado para internos con buen comportamiento.

Al parecer en contra de Muñoz existe otro proceso judicial que le traería una nueva condena de 20 años y fue por eso que tomó la decisión de fugarse de la cárcel.

Al menos eso fue lo que él mismo explicó en una nota de agradecimiento que dejó antes de huir del centro penitenciario. "Me viene un proceso encima de más de veinte años, así que lo siento mucho. Gracias por todo señores dragoneantes. Les suplico me perdonen. Fueron buenos conmigo". aseguró Muñoz en el breve escrito.

Según  Jorge Alberto Carmona, defensor de Derechos Humanos delegado para las cárceles en Antioquia, el caso de Muñoz refleja la difícil situación de la cárcel : "Bellavista ha tenido un tope de siete mil internos con solo 40 unidades de guardias que vigilan. Hoy hay poco más de tres mil internos y sigue el mismo número. Un solo guardia puede llegar a vigilar hasta mil personas. Esto quiere decir que ya son los internos quienes en realidad vigilan".

Carmona explicó que, por ejemplo, en el patio cuatro hay un solo funcionario custodiando a 1.700 personas. (Le puede interesar: Prófugos de La Picota se habrían escapado por la puerta principal, según fuentes del Inpec)