Condenados funcionarios públicos por apropiación de 800 millones de pesos

Con un compelejo modelo hicieron que taxistas y vendedoras ambulantes hicieran parte de la nómia de la Asamblea Departamental del Meta.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a 13 años de prisión a funcionarios de la Asamblea Departamental del Meta que a finales de la década de los 90 se apropiaron de 800 millones de pesos de los recursos públicos.

Según la decisión judicial, los servidores públicos aprovecharon su posición para engañar a taxistas, vendedores ambulantes y obreros para que firmaran una serie de documentos de prestación de servicios.

Los funcionarios les pagaban a cada persona 15 pesos por cada firma y estos trabajadores, engañados, pasaban a formar parte de la nómina de la Asamblea con salarios cercanos a los tres millones de pesos.

En poco tiempo los vendedores o taxistas que nunca habían pisado la Asamblea aparecían registrados en el pago de nominas devengando un sueldo anual de 23 millones de pesos.

En la investigación adelantada por la Fiscalía se indicó que los cheques eran cobrados al parecer por los mismos funcionarios.

Con este modus operandi, el expresidente de la entidad, Víctor Ramón Vaquero se apropió de 116 millones de pesos, mientras que la tesorera Marleny Alvarado se quedó con 218 millones de pesos. Por estos hechos tendrán que sanción económica de 37 millones de pesos y 166 millones de pesos, respectivamente.

El alto tribunal les negó la posibilidad de ser trasladados a su lugar de residencia para cumplir la condena que pagan desde el 16 de junio de 2008. 

Aunque cuatro funcionarios más de la Asamblea fueron hallados responsables del millonario peculado, la Corte Suprema de Justicia declaró prescrita la acción penal en su contra, por tratarse del desvío de dineros públicos que se produjo en 1999. 

Temas relacionados