Condenan a 17 años de prisión a Emilio Tapia por el 'carrusel de la contratación'

El contratista aceptó su responsabilidad en los delitos de cohecho e interés indebido en la celebración de contratos. "Hizo parte de una empresa criminal que desfalcó a la ciudad".

El juez 15 de conocimiento de Bogotá condenó a 17 años de prisión al contratista Emilio Tapia Aldana por su activa participación y responsabilidad en los hechos que rodearon el denominado escándalo del 'carrusel de la contratación' en la capital de la República durante la alcaldía de Samuel Moreno Rojas.

Tapia Aldana aceptó su responsabilidad en los delitos de cohecho e interés indebido por las irregularidades que rodearon la licitación y ejecución de los contratos 071 y 072 de 2007 que tenían como finalidad la reparación de la malla vial en Bogotá. El contratista reconoció haber pagado comisiones para recibir los convenios contractuales. 

"Buscó un beneficio particular que afectó los recursos del Distrito", precisó el juez al hacer mención a la gravedad de la conducta de Tapia Aldana en la celebración de estos multimillonarios contratos viales. En este sentido indicó que hizo parte de una "empresa  criminal" que se conformó para desfaltar las arcas del Distrito.

"Tapia para su beneficio propio buscaba preventas y logró entrar a las grandes esferas de la ciudad. Las arcas del Distrito se vieron afectadas por la actuación de Emilio Tapia", señaló en la lectura del fallo que fue apelada por la defensa del contratista al manifestar que no se tuvo en cuenta la aceptación de cargos. 

El juez indicó que "fue protagonista de la catástrofe para la ciudad de Bogotá en la que se desfalcó al Distrito (...) Aprovechó su buena imagen para que los funcionarios terminaran favoreciéndolo en la contratación". Igualmente se le ordenó el pago de una multa de 374 salarios mínimos legales vigentes. 

El contratista conformó "una empresa criminal" con el entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moeno Rojas; su hermano, el senador Iván Moreno Rojas -condenado a 14 años de prisión-, el asesor jurídico del Grupo Nule, Álvaro Dávila Peña y el contratista Julio Gómez -condenado a ocho años de prisión-

Tapia Aldana fue condenado a tres años de prisión por el delito de concierto para delinquir -el cual aceptó- por su responsabilidad en el mayor escándalo de corrupción en Bogotá. Igualmente enfrenta un proceso penal por el delito de lavado de activos (modificado por la Fiscalía por el de enriquecimiento ilícito). 

Temas relacionados