Condenan a 21 años de cárcel a Raúl Romero, exmilitar pedófilo que violaba niñas en Cartagena

El hombre de 34 años, nacido en Boyacá, había reconocido que obligaba a niñas pobres de Cartagena a tatuarse su nombre en el cuerpo, para luego accederlas sexualmente, pero este martes intentó retractarse. Deberá pagar 21 años y 9 meses de cárcel.

El capitán Raúl Romero Pabón aceptó que tatuó y violó a varias niñas de Cartagena.Archivo

Desde 2015, el entonces capitán de infantería de marina Raúl Danilo Romero Pabón acechó a niñas pobres de Cartagena y las obligó a tatuarse su nombre en el cuerpo con el ánimo de accederlas después sexualmente. Durante casi tres años, el militar pedófilo nunca creyó ser descubierto, recorría con confianza las calles de la ciudad, vivió en la Escuela de Cadetes Almirante Padilla y lideró a mediados de 2018 las charlas de seguridad del evento de embarcaciones SAIL Cartagena.

Pero su anonimato se terminó hace dos meses, cuando fue capturado gracias a la denuncia de una de sus víctimas de 12 años. Aunque Romero Pabón aceptó cargos el pasado 28 de julio y hoy fue fijada su condena (21 años de cárcel y 9 meses de cárcel), el exmilitar intentó este martes, en la audiencia de verificación de allanamiento y fijación de sentencia, retractarse de tu aceptación, como lo había anticipado este diario, alegando que había sido engañado. No obstante, el juez desestimó este argumento pues no lo probó y ya había asegurado ante un juez que su aceptación inicial fue voluntaria, libre, espontánea y asesorada debidamente por su defensor. Sin embargo, el condenado apeló la sentencia que le fue dictada hoy. 

(Lea aquí: “Me marcó como a los animales”: testimonio por el que cayó el excapitán Raúl Romero)

El hombre de 35 años fue descrito por el ente investigador como un pedófilo “seductor”, que buscaba seducir a menores mediante la manipulación y el ofrecimiento de promesas, como mejorar sus niveles de vida, pagarles la educación, mejorarles la alimentación y comprarles vivienda. Por eso elegía a sus víctimas en los barrios más deprimidos de Cartagena, porque sabía que sus necesidades básicas estaban insatisfechas.

Romero Pabón fue descrito, además, como una persona solitaria, inmadura, de baja autoestima, con dificultad de establecer relaciones con el sexo opuesto y mentiroso. Su principal objetivo era ganarse la confianza de sus víctimas siempre menores y vírgenes. “No le interesaba el lucro. Su personalidad era controladora, sistemática y obsesiva”, añadió la Fiscalía en una de las audiencias del proceso.

En video: El testimonio por el que cayó el excapitán Raúl Romero

 

A través de perfiles falsos en redes sociales, Romero Pabón contactaba a menores, y luego usaba a esas víctimas para que reclutaran a más niñas. En este modus operandi, según la Fiscalía, participaban dos personas más: Jhon Padilla, quien supuestamente tatuaba a las menores; y Hillary Madero, quien supuestamente ayudó a reclutar a varias jóvenes. Sin embargo, Padilla y Madero decidieron irse a juicio para defender su inocencia en este proceso judicial.

Madero, de 19 años, alegó incluso que fue víctima del excapitán de la Armada cuando tenía 16 años. En aquella época una amiga modelo del “Real Cartagena” se lo presentó y ambos acudieron a un motel cerca al centro comercial SAO. “Él me dio a beber un jugo y no recuerdo nada más. Cuando desperté, Óscar (como se hacía llamar) me mostró videos y fotos donde yo aparecía teniendo relaciones con él. Me chantajeó y tuve que tatuarme su nombre en árabe y después sus iniciales”, afirmó la joven que permanece recluida en la cárcel de San Diego de Cartagena.

(Lea también: Las vueltas de La Madame)

No obstante, Vanessa, una joven de 15 años, aseguró a las autoridades que Hillary Madero sí la reclutó para Romero Pabón y luego la llevó a tatuarse el nombre de “Raúl” en la pelvis. Vanessa, a su vez, reclutó a una amiga de su barrio de apenas 12 años, que fue la que denunció finalmente a Romero Pabón. Las dos menores huyeron de sus casas, fueron a la vivienda de Jhon Padilla, quien las tatuó, y posteriormente recibieron plata de Romero Pabón, para “asegurar” su virginidad. “John me metió a un cuartico y me puso el nombre del infante de Marina en la pelvis, junto a tres corazones y una coronitaSupe que eso iba a suceder cuando iba en el taxi y Vanessa comentó que Romero hasta incluso podía comprarnos una casa”, le relató la niña de 12 años a este diario.

Raúl Romero Pabón fue retirado de la Armada por hechos “que no están relacionados con los delitos que le endilga la Fiscalía”, según la institución. La resolución del "retiro discrecional" del militar, conocida por este diario, asegura que fue apartado de su cargo por viajar a Panamá sin pedir permiso y mentir de forma “descarada” sobre los motivos de su viaje. (Lea aquí: El “retiro discrecional” del excapitán Raúl Romero de la Armada​)

Su sentencia es la primera lograda en el marco de la “Operación Vesta”, en la que se abrieron otras tres pesquisas sobre delitos sexuales: la explotación sexual de menores en la Torre del Reloj, las fiestas sexuales organizadas por israelíes en Casa Benjamín; y la que ha sido señalada como la mayor proxeneta de Cartagena, Liliana del Carmen Campos Puello, más conocida como La Madame

814566

2018-10-16T18:30:20-05:00

article

2018-10-16T19:41:14-05:00

mmedellin_1283

none

Redacción Judicial

Judicial

Condenan a 21 años de cárcel a Raúl Romero, exmilitar pedófilo que violaba niñas en Cartagena

98

6388

6486