Condenan a 30 años de prisión al general (r) Maza Márquez por crimen de Luis Carlos Galán

La sentencia fue emitida por unanimidad por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia.

General (r) Miguel Maza Márquez. Archivo

La Sala de Casación Penal condenó a 30 años de prisión al exdirector del DAS, general (r) Miguel Alfredo Maza Márquez por su participación en los hechos que rodearon la planeación y ejecución del crimen del precandidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento en hechos registrados el 18 de agosto de 1989 en el municipio de Soacha (Cundinamarca). (Lea la sentencia completa de la Corte Suprema de Justicia aquí)

El oficial en retiro, quien se encuentra desde hace tres años privado de su libertad en el Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo), fue hallado responsable de los delitos de concierto para delinquir y homicidio con fines terroristas. Además del crimen de Galán Sarmiento, el general Maza fue sentenciado por las muertes del concejal de Soacha, Julio César Peñaloza Sánchez y el escolta Santago Cuervo Jiménez. 

En la Sala celebrada este miércoles se avaló la ponencia presentada por el magistrado Fernando Castro que manifestó que el oficial en retiro participó activamente en la ejecución del crimen de Galán Sarmiento orquestado por el Cartel de Medellín y las Autodefensas del Magdalena Medio que declararon al fundador del Nuevo Liberalismo como "blanco" por su posición frente a la extradición de nacionales relacionados con el narcotráfico. 

En el fallo se destaca que el general hizo parte del elaborado plan para asesinar al connotado dirigente político debilitando su esquema de seguridad para así facilitar la ejecución del plan ordenado por el jefe paramiltiar Henry de Jesús Pérez, quien tenía estrechos vínculos con el jefe del Cartel de Medellín, Pablo Emilio Escobar Gaviria. 

El entonces director del DAS ordenó -sin justificación alguna- el cambio de escoltas de Galán Sarmiento, quien para esa epoca era el hombre más amenazados del país por los carteles de la droga y grupos armados ilegales. Pese a que había sufrido varios atentados y recibía amenazas casi a diario el general Maza nombró al teniente Jacobo Torregrosa como el hombre encargado de su seguridad y protección. 

En el desarrollo del juicio se escucharon varios testimonios que indican que el general Maza fue quien ordenó cambiar a Víctor Cruz –hombre de confianza de la familia Galán- por el teniente Torregrosa, un oficial cuya hoja de vida estaba plagada de amonestaciones e investigaciones internas.

Torregrosa además no tenía experiencia alguna en esquemas de protección alguna. Situación que generó alarma en la familia del precandidato presidencial liberal. Esta situación fue puesta en conocimiento del director del DAS quien les dio un parte de tranquilidad sobre la experticia del teniente.

En los alegatos de conclusión adelantados en marzo del presente año los delegados de la Fiscalía y la Procuraduría General le solicitaron a la Corte Suprema de Justicia emitir sentido de fallo condenatorio al citar las pruebas documentales y testimoniales que demuestran la responsabilidad del general Maza.

Delito de lesa humanidad

En 2010 la Fiscalía General estableció que el crimen de Luis Carlos Galán hizo parte de un plan estratégico y sistemático ejecutado por Pablo Escobar Gaviria en contra de un grupo de miembros de la Fuerza Pública, jueces, fiscales, procuradores, ministros, periodistas –entre ellos el director del diario ElEspectador, Guillermo Cano Isaza-y dirigentes políticos que consideraba que afectaban sus intereses.

Fue de esta forma en cómo le ordenó a su grupo de sicarios atentar en contra de la vida de estas personas. Pablo Escobar veía como una amenaza a Galán Sarmiento por su posición en contra de la corrupción y la extradición. El precandidato presidencial por el Nuevo Liberalismo era el más opcionado para llegar a la Presidencia de la República para el período 1990-1994.

Debido a esto dio instrucciones para atentar contra el dirigente político y sacarlo de su camino. Su estrategia consistía en además de librarse de esa presión, enviar un mensaje a la comunidad sobre lo que podía pasar con aquellos que se metieran con él y se opusieran a sus planes.

Por el crimen de Luis Carlos Galán son procesados el exjefe de la Oficina de Orden Público del DAS, coronel (r) Manuel Antonio González; y el  excomandante de la Estación de Policía de Soacha (Cundinamarca) capitán (r) Luis Felipe Montilla Barbosa por su presunta participación en el plan para atentar contra el dirigente político.