Se trata de Martha Lucrecia Hoyos Llanos

Condenan a 30 años a mujer que lidera una red internacional de trata de personas  

Según la Fiscalía, la organización recluta a mujeres, entre los 18 y 25 años, a quienes envía a países de Asia con promesas de trabajo en hoteles cinco estrellas y altas remuneraciones en dólares. 

El juez le solicitó al Ministerio de Justicia expedir una circular roja de Interpol para que Martha Lucrecia Hoyos Llanos sea ubicada y capturada en Asia, donde opera la red ilegal de trata de personas. iStock

Martha Lucrecia Hoyos Llanos fue condenada, en ausencia y sin ningún tipo de beneficio, a 30 años y nueve meses de prisión por manejar una red transnacional de trata de personas que opera, según la Fiscalía, en el departamento del Valle del Cauca. El Juzgado Segundo del Circuito Especializado de Buga la condenó por los delitos de trata de personas, tortura y concierto para delinquir. (Le podría interesar: Capturan a venezolano por trata de personas en Barrancabermeja)

Según las investigaciones, realizadas por la Fiscalía Especializada de la Unidad de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, esta organización reclutaba a mujeres, entre los 18 y 25 años, a quienes enviaba a países de Asia con promesas de trabajo en hoteles cinco estrellas y altas remuneraciones en dólares. Sin embargo, el ente investigador aseguró que todo esto era falso.  

“Lideraba una organización criminal de carácter transnacional cuya finalidad es la captación, traslado y recepción de mujeres colombianas, especialmente residentes en municipios del departamento del Valle del Cauca de escasos recursos, para ser explotadas en países asiáticos”, precisó el juez sobre Hoyos Llanos, de 62 años, oriunda del municipio de Cunday, en el departamento del Tolima. (Lea también: Red habría reclutado a más de 100 mujeres para explotarlas sexualmente)

Las investigaciones de la Fiscalía contra esta mujer, también conocida con el alias de María, iniciaron por la denuncia de una víctima que, atraída por los ofrecimientos engañosos de mejores oportunidades laborales en otros países, fue atraída a la ciudad de Buga por dos mujeres. Las investigaciones aseguran que una de ellas es hermana de Martha Lucrecia Hoyos Llanos.  

De acuerdo con la Fiscalía, las mujeres que eran reclutadas terminan en manos de redes de controladores de la organización ilegal que las obligaban a ejercer la prostitución para, después, convertirse en damas de compañía de los jefes de la mafia japonesa conocida como Yakuza, lo mismo que de empresarios extranjeros en Indonesia, Filipinas y Hong Kong. Según el testimonio de una de las víctimas, la captadora la obligó a inyectarse biopolímeros en una clínica artesanal en Manila, en Filipinas, para agrandar sus senos. (Le sugerimos: ONU reconoce esfuerzos de Colombia en la lucha contra la trata de personas)

“Cuando llegué con María, al consultorio, dos personas me hicieron acostar en una camilla, me hicieron quitar la blusa y el sostén, y empezaron a llenar de un aceite unas jeringas grandísimas (…), me tocó dejarme hacer eso, me amarraron a la camilla y empezaron a inyectarme”, contó la mujer al ente investigador. El juez solicitó al Ministerio de Justicia expedir una circular roja de Interpol para que  alias María sea ubicada y capturada en Asia, donde opera esta red ilegal.