Condenan a 42 años de prisión a capitán (r) por "falsos positivos" en el Meta

Dos cabos y siete soldados profesionales fueron sentenciados por el asesinato de dos campesinos que fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate.

El capitán (r) del Ejército, Miguel Alejandro Durango fue sentenciado a 42 años de prisión por su participación directa en los hechos que rodearon el asesinato de dos campesinos que fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate en Puerto Concordia (Meta) en marzo de 2006.

La Fiscalía General sostuvo que los militares adscritos al Batallón de Infantería Joaquín París ingresaron en compañía de integrantes del Bloque Centauros del Erpac a una finca. Luego de revolcar la vivienda se llevaron a su hijo de 33 años y a un trabajador de 50.

Al otro día fueron presentados como subversivos muertos tras atacar una patrulla del Ejército que pasaba por la zona. La dueña de la finca presentó la denuncia que permitió establecer que se trataba de una ejecución extrajudicial, puesto que estas personas eran jornaleros y no hacían parte de un grupo guerrillero.

Por estos hechos fueron sentenciados a 32 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de homicidio en persona protegida y secuestro simple agravado los cabos (r) Sergio Alonso Cruz Gordon y  Luis Euclides Ibargüen Mestra. 

Además fueron condenados a 34 años y 6 meses de cárcel los soldados profesionales (r) Valentín Díaz Hernández, Carlos Alirio Alvarado Carrillo, Jhorman Said Montenegro Pachón, Anderson López Hurtado, Diego Fernando Mina Yonda, Luis Segundo Cano Gómez  e Isidro Malaver Ahumada. El juzgado les negó los beneficios de la suspensión condicional de la ejecución de la pena y la prisión domiciliaria.