Condenan a 43 años de prisión a sargento del Ejército por "falso positivo"

El oficial fue sentenciado por los delitos de homicidio en persona protegida, concierto para delinquir, tráfico de armas y falsedad ideológica.

En fallo de primera instancia, el juzgado cuarto especializado de Antioquia condenó a 43 años de prisión al sargento Iván Mauricio Ochoa por su responsabilidad en el asesinato de un menor de edad y un adulto, que fueron presentadas como integrantes de un grupo armado ilegal abatidos en combate.

Según la investigación, el 18 de abril de 2006 estas dos personas fueron asesinadas por miembros del Ejército, luego que fueron reclutadas mediante engaños con una propuesta de trabajo en la región.

De acuerdo con la investigación adelantada por un Fiscal de la Dirección Nacional de Derechos Humanos y DIH, las víctimas fueron contactadas por terceros para el supuesto descargue de mercancías de un tractocamión.

La tesis fue confirmada por otros militares investigados quienes reconocieron que los dos hombres fueron ultimados en el patio de una vivienda y luego les pusieron armas en las manos para simular el combate.

Señalaron además que antes de dispararles les ofrecieron cigarrillos para determinar si eran zurdos o diestros. Los investigadores establecieron que Ochoa Yepes fue encargado de conseguir las armas cortas y maquillar la escena del crimen para engañar a los funcionarios de Policía Judicial.

Por estos hechos fue sentenciado por los delitos de de homicidio en persona protegida, concierto para delinquir, tráfico de armas y falsedad ideológica.

El Ejército Nacional los reportó como muertos en hechos ocurridos en la vereda La Raya, del muinicipio de Concepción (Antioquia) durante un combate con tropas del Ejército pertenecientes a la Escuadra Halcón 1 del Batallón Pedro Nel Ospina.