Condenan a 5 años de prisión domiciliaria a Fabio Salamanca

Igualmente la juez le otorgó la detención domiciliaria.

El Espectador

La jueza novena de conocimiento de Bogotá condenó a 60 meses de prisión (cinco años) al joven Fabio Andrés Salamanca Danderino, quien el pasado 13 de julio protagonizó un fatal accidente en el centro de Bogotá cuando, manejando su camioneta en estado de embriaguez, embistió un taxi.

En el hecho perdieron la vida dos jóvenes ingenieras mientras que el conductor del vehículo resultó gravemente herido y en estos momentos se encuentra en una silla de rueda con muchas dificultades para movilizarse y caminar.

La funcionaria judicial tuvo en cuenta la aceptación del preacuerdo firmado por Salamanca Danderino, la Fiscalía General y los representantes de la víctima, el cual fue avalado por un juez de la República. En dicha negociación, se cambió el delito de homicidio doloso a culposo, bajándole así el agravante imputado por el ente investigador.

En este punto señaló que el procesado aceptó su responsabilidad en los dos delitos por los que fue acusado formalmente. “Se torna un hecho real el delito de homicidio agravado que cometió Salamanca atentando contra la vida y la integridad personal de manera intencional”.

Para la jueza, se debe tener en cuenta el registro de alcoholemia que presentó el joven de 25 años, así como el hecho de que se subió a un medio motorizado, hecho por el cual se ordenó además la suspensión de la licencia de conducción por cinco años.

“Se vulneró la vida del bien más preciado del ser humano. Un derecho fundamental protegido por la Constitución Política de Colombia”, precisó la administradora de justicia en la lectura de la decisión. 

Al principio de la diligencia judicial, la togada explicó que por el cargo de lesiones personales culposas agravadas había existido una nulidad por violación al debido proceso en aspectos sustanciales. Es decir, que la Fiscalía General no aportó pruebas suficientes para demostrar que Salamanca incurrió en este delito.

En este punto clave se señaló que faltó el dictamen en el que se determinarán las secuelas definitivas del conductor del taxi, Hollman Cangrejo.

La funcionaria judicial le otorgó la detención domiciliaria basándose en el nuevo código penitenciario y carcelario que establece que los delitos que comprendan una pena inferior a los ocho años de prisión puede recibir una serie de beneficios.

Al final de la audiencia, Salamanca Danderino fuertemente escoltado por agentes del Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) abandonó el complejo judicial de Paloquemao y no dio declaraciones a los medios de comunicación.

“Queríamos una condena ejemplar”

Roberto Bastidas, padre de Diana Bastidas, manifestó su rechazo frente a la decisión de la jueza de conocimiento al considerar que no se entiende el otorgamiento de tantos beneficios judiciales a una persona que le causó la muerte a dos personas.

“Perdimos a nuestra hija (…) Nos dijeron que la justicia la iba a hacer la Fiscalía y la juez, hoy nos sentimos defraudados”, precisó Bastidas visiblemente molesto y dolido por la decisión de primera instancia.

El padre de la joven, quien murió debido a la violencia del golpe, rechazó los argumentos esgrimidos por la jueza en su decisión. “La justicia favoreció a este joven porque tenía dinero, nosotros queríamos una condena ejemplar. Yo perdí a mi hija y no hay plata que me la pueda regresar (…) No pueden existir más borrachos al volante, debemos darle ejemplo a la sociedad”.

Para el padre de la ingeniera, la justicia no es una venganza sino una cuestión justa por lo que manifestaron que una persona que hace este tipo de acciones debe asumir su responsabilidad.