Condenan a 12 exmiembros de autodefensas que operaban en Puerto Boyacá

Noticias destacadas de Judicial

Los hombres, que hicieron parte del bloque Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá, fueron condenados a ocho años de prisión. De acuerdo con la Dirección Especializada de Justicia Transicional, estas personas estuvieron involucrados en la masacre de la vereda El Silencio en San Vicente de Chucurí (Santander) y otros crímenes.

La sala de Conocimiento de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá cerró el proceso que llevaba en contra de 12 exmiembros del Bloque Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá. De acuerdo con este tribunal, los hombres son responsables de 21 hechos delictivos que afectaron a 44 víctimas directas. Entre el extenso prontuario de estas personas se encontraron evidencias que los comprometen en homicidios, desapariciones forzadas, desplazamientos y reclutamiento forzado. Por estos hechos, fueron condenados a ocho años de cárcel.

(En contexto: Así fue la génesis del paramilitarismo)

“Luego de agotados los trámites de ley, esta sala de conocimiento es competente para conocer la solicitud de Terminación Anticipada del proceso en los términos contenidos en el parágrafo del artículo 18 de la Ley 1592 de 2003 (Ley de Justicia y Paz)”, dice el fallo. Según las investigaciones de la Fiscalía, los hombres habrían cometido estos delitos desde 1993 hasta 2006 y estaban bajo el mando de Arnubio Triana Mahecha, alias Botalón.

El exjefe paramilitar controlaba una extensa red que delinquía en El Carmen de Chucurí, Cimitarra y Bolívar (Santander). Además, tenían presencia en Puerto Boyacá (Boyacá) y en Puerto Nare (Antioquia). Botalón se acogió al proceso de desmovilización, no obstante, se convirtió en el primer exjefe paramilitar en ser recapturado al incumplir con el acuerdo.

Entre los hechos en los que estuvieron vinculados los 12 hombres, la Fiscalía pudo determinar que participaron en la masacre de la vereda El silencio en San Vicente de Chucurí (Santander), ocurrida el 15 de septiembre de 1995 en donde fueron ejecutadas tres personas de una misma familia. La orden la habría dado Alfredo Santamaría Benavides, comandante del Frente Ramón Danilo que delinquió en los municipios de Carmen de Chucurí y San Vicente de Chucurí, alegando que una de las víctimas tenía problemas con la organización.

(Le puede interesar: La imposición de la identidad paramilitar en el Magdalena Medio)

Además, los hombres estarían detrás de los hechos ocurridos el 17 de agosto de 2005 un grupo de las autodefensas llegó a la finca Monterrey ubicada en Puerto Boyacá y amarró a los cuatro habitantes de la finca. Las cosas se salieron de control cuando una de las víctimas intentó huir y fue asesinada. Acto seguido, los dos hombres sobrevivientes junto con el cadáver fueron trasladados a Cimitarra donde alias Botalón dio la orden de ejecutarlos. Los restos óseos de las tres víctimas fueron entregados a sus familiares. La cuarta persona era una mujer que tuvo que desplazarse tras ese episodio.

Adicionalmente, a los 12 exmiembros de las autodefensas se les atribuyó delitos como homicidio, desplazamiento, desaparición forzada, violencia basada en género y reclutamiento ilícito. Cabe resaltar que, de acuerdo con los perfilamientos hechos por la Fiscalía, algunos de los condenados ingresaron a esta organización siendo menores de edad reclutados. Además, el fallo también indica que las víctimas deberán ser incluidas y reconocidas por el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Victimas (SNARIV) para que “procedan a habitar los distintos programas de acceso que concentren las medidas de rehabilitación, satisfacción y reparación”.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.