Condenan a cinco policías por atacar a detenido con ácido

En un fallo de primera instancia, un juez condenó a los cinco uniformados por hechos que se remontan a diciembre de 2006.

Por los delitos de tortura y homicidio agravado, un juez de la República condenó a cinco uniformados de la Policía de San Andrés por atacar con ácido a un hombre mientras permanecía recluido en una estación de Policía.

Los hechos se remontan a diciembre de 2006 en la isla de San Andrés, donde las autoridades retuvieron a un hombre identificado como Julio Herrera Cabrera debido a su problemático estado de embriaguez.

Tras permanecer recluido en el comando de Policía de la isla, el sujeto fue trasladado a un centro asistencial a donde llegó con quemaduras grado III. Posteriormente, Herrera fue enviado al Hospital Universitario de Barranquilla, donde perdió la vida en enero de 2007.

Según el fallo proferido por el juez único penal del Circuito Especializado de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Remo Areiza Taylo, Herrera fue atacado por cinco uniformados con una sustancia química, con el agravante de haber sido víctima de tortura: “efectivamente fue lesionado dentro del Comando de Policía por quienes tenían que velar por su vida y su integridad”, se lee en la sentencia dada a conocer por El Heraldo.

Los policías implicados son Javier Alberto Quintero Rivero, Ariel Fabián Gómez Parrado, quienes tendrán que pagar 16 años de cárcel por el delito de homicidio preterintencional agravado; asimismo Adel Eduardo Castro Rodríguez, Alveiro José Bolívar Jiménez y Elkin Barbosa Miranda, quienes fueron condenados a 11 años de prisión por tortura agravada.

Entretanto, la Fiscalía 33 de Derechos Humanos de Barranquilla precisó que al momento de su detención, Julio Herrera Cabrera no presentaba lesiones ni quemaduras, por lo que se deduce que las heridas fueron causadas mientras permaneció recluido.

La autoría de la quemadura se le atribuye a los sindicados; es decir, que la muerte fue causada de manera directa por los hechos atribuidos a los mismos. (…) Realmente Herrera, antes de ser capturado, no presentaba quemadura ni golpe alguno, por lo que podemos afirmar que fue torturado y lesionado cuando se encontraba bajo custodia”, explicó la Fiscalía.