Las confesiones de 'Don Berna'

El domingo pasado El Espectador reveló los detalles de la declaración entregada a principios de agosto a la Corte Suprema de Justicia por alias Don Berna, desde una cárcel en Miami.

Diego Fernando Murillo, alias 'Don Berna' asegura que decidió unirse a las Autodefensas Unidas de Colombia por cuestiones de seguridad. Cuenta que cuando era joven, y estando huérfano, decidió radicarse en Medellín en donde comenzó en el negocio de los repuestos. Con ayuda de familiares logró que el negocio prosperara hasta que fue víctima de extorsiones por parte de la guerrilla del EPL. "Empezaron a extorsionar a los pequeños empresarios y esto me llevó a algunas diferencias con ellos y fui víctima de un atentado. Eso me llevó a buscar cercanía con los grupos de autodefensas para enfrentar a estas personas. Empiezo a tener una cercanía con Fidel Castaño. Conocí a la familia Galeano y hago una buena relación con Fernando Galeano, a él les secuestraron a su hermana y su papá. Luego es asesinado por Pablo Escobar y junto con Fidel se crean los Pepes, la misma autodefensa que combatía a Pablo Escobar y a la guerrilla porque Pablo era muy cercano a los grupos subversivos.

Hay un hecho que muy pocos conocen: antes de ser abatido Pablo Escobar el 2 de diciembre de 1993 él se reúne con un miembro de la dirección del ELN, Milton Hernández y acuerdan que el ELN le daría refugio en el oriente antioqueño. El trató de darle un fundamento político a su terrorismo y por eso acudió a este grupo".

En sus declaraciones Don Berna también se refiere a las especulaciones que con el tiempo se han creado alrededor de la muerte de Fidel Castaño. "Por ahí salió una novela en la que dicen que el que lo mató fue Carlos Castaño, algo totalmente falso, él muere en un enfrentamiento. A Carlos sí lo mando matar Vicente (el otro Castaño) por una gran cantidad de diferencias, por traiciones que ellos tenían porque Carlos era el político, el arquitecto de la política de las autodefensas, él redactó los estatutos, dio un discurso, y eso iba en contravía del pensamiento de Vicente.

Cuando Vicente ordena la muerte de Carlos, Vicente lo que hace es iniciar una campaña de desprestigio para justificar la muerte de Carlos. Y dentro de esos elementos estaba decir que Carlos había matado a Fidel, algo totalmente falso.

Cuando muere Fidel, Carlos queda al mando, se rodea y se asesora de gente que veía de izquierda. A veces considero injustificado cuando nos tildan de extrema derecha, considero personalmente que las autodefensas tienen una propuesta de centro, tenía unos objetivos en ese momento que era la construcción y transformación de Colombia que nos permitiera construir un país mucho mejor. Como una organización política y militar vemos la necesidad de direccionar a las comunidades donde tenemos influencia, pues a darle una especie de conciencia política y que esta retaguardia social sea partícipe de la organización.

Y empezamos a tener contacto con una gran cantidad de sectores políticos. Llegan personas a buscar nuestro apoyo, nuestro respaldo. Hay que tener en cuenta que para 1994 se dieron las elecciones del presidente Samper. En el conflicto con Pablo Escobar tuvimos ayuda de la gente de Cali, concretamente del cartel de Cali, que era manejado por los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez. Carlos (Castaño) me asigna como el contacto con ellos, y yo voy a Cali y soy ese contacto, el que manejo las relaciones con la gente de Cali y ellos me dicen que le diga a Carlos que es importante apoyar al doctor Samper a la presidencia.

Le transmito ese mensaje a Carlos y se da esa directriz de apoyar al doctor Samper, además había unos políticos cercanos a nosotros desde esa época, como el doctor Miguel de la Espriella y fue parte fundamental del proceso político de la organización.

Llega el señor Samper a la presidencia, se presenta el escándalo del proceso 8.000 y hemos ya avanzado, crecido. Es bueno tener como referencia histórica que cuando muere Pablo Escobar, las autodefensas tendrían 40 o 50 hombres, era lo que había, o sea Los Pepes, pero tenemos unos contactos y apoyo en la Fuerza Armada, en políticos, que nos permite tener un crecimiento muy grande.

Llega la época del presidente Pastrana y al igual que todos los colombianos vemos con expectativa, interés y esperanza el proceso con las Farc. En ese momento se logra hacer un contacto con el presidente Pastrana, Carlos nombra a una persona, Humberto Agredo, que hoy está en Estados Unidos, para que se entreviste con una persona que asigna el presidente Pastrana, que es el canciller Fernández de Soto.

Hay que tener en cuenta que hay una fuerte presencia en el sur de Bolívar y el Eln pide que se le incluya en ese proceso de paz y Carlos con la ayuda del Bloque Central Bolívar crea un movimiento que se llama No al Despeje. Hay un hecho inédito y es que el mismo Pastrana le manda a decir a Carlos que no despeje el sur de Bolívar, o sea por un lado manejaba un discurso de que sí quería incluir al Eln pero por el otro lado le manda a decir al comandante Carlos Castaño que no se despeje el sur de Bolívar.

Me imagino que esa era una petición de las Farc. El mayor enemigo de las Farc era el Eln, las Farc combaten al Eln en muchas zonas. En un momento Carlos estuvo de acuerdo con el proceso pero nos damos cuenta de que el presidente Pastrana está utilizándonos y que prácticamente nos ignora dentro de ese proceso.

Ya hemos avanzado mucho más, nos hemos consolidado en unas zonas, se crean más bloques a nivel nacional. La presencia entre 1998 y 2000 ya era nacional".


En engranaje político


"En medio de esa dinámica se dieron unas reuniones de Estado Mayor que se denominan conferencias, allí se fijan las políticas de la organización, ya tenemos una estructura más política e ideológica y vemos la necesidad de participar en política a través de personas que de una u otra manera simpatizan con nuestra organización. Cuando usted tiene una propuesta o un discurso pues también eso le genera simpatías y seguidores.

Mucha gente estaba con nosotros porque estaba de acuerdo con esas propuestas que consistían en generar las condiciones para una transformación del país. Y como organización política también ambicionábamos la toma del poder. El comandante Castaño tenía claro que debíamos aspirar a través de los diferentes mecanismos de la democracia. En ese momento era inconveniente hacerlo a través de personas propias y por eso recurríamos a algunas personas que simpatizaban y eran proclives a nuestras propuestas.

La organización se logra consolidar en Córdoba, allá está el Estado Mayor, estamos casi todos viviendo allá. Ya en la parte de Antioquia también empezamos un trabajo de masas, copiando algo de lo que hacía la guerrilla, y en zonas como Antioquia, Santander, Magdalena Medio, Urabá, el Bajo Cauca, la Costa.

Prácticamente político que aspirara a un cargo público debía tener el aval o apoyo de la organización. Hay personas que se destacan en ese aspecto porque generan una gran simpatía entre nosotros como Rocío Arias, Eleonora Pineda, el señor Clavijo, el señor Miguel de la Espriella.

Hubo unos debates interesantes en la organización porque en un momento pensamos hacernos contar a través de candidatos propios, pero lo vimos inconveniente y por eso acudimos a personas que simpatizaban con nosotros. Aquí hay que aplicar el principio del pensador chino Deng Xio Ping que decía que no importa que el gato sea blanco o negro lo importante es que cace ratones. Lo que se pretendía era que esas personas no sólo llevaran al Congreso nuestras propuestas sino también que nos permitieran algunas leyes que nos beneficiaran y también generar las condiciones para que nosotros pudiéramos acceder al poder, porque ese era nuestro objetivo.

En un momento llegamos no sé si era muy pretencioso pero pensamos que el comandante Castaño pudiera ser senador o en su defecto aspirar a la Presidencia de la República. Hubo proyectos muy consolidados como el caso de la Costa, donde Jorge 40 sacó un proyecto donde solo podían aspirar personas que fueran simpatizantes con nuestra organización.

Está el caso de Urabá donde se lanzó un proyecto 'Urabá grande y en paz', donde también se hizo una especie de alianza. Dentro de la organización yo era el inspector general, recibía las quejas y denuncias de la población civil cuando se cometían excesos por parte de nuestros hombres, que se aplicaran los estatutos y que la organización se fortaleciera cada día ideológica y políticamente, porque teníamos un proyecto que era convertir a las AUC, cuya sigla era Autodefensas Unidas de Colombia, en un partido que se denominaría Alianza por la Unidad Colombiana.

Por eso considero desacertado que se denomine a algo que se ha llamado la parapolítica ya que nosotros teníamos unas ambiciones y propuestas de tipo político y eso nos diferencia de la delincuencia común. Se hicieron acuerdos y alianzas con personas que tenían relevancia en la política nacional. Muchos los hicieron por simpatía, muchos porque estaban de acuerdo con esos ideales".


Los acuerdos políticos


"Hay una cosa que es innegable y fue nuestro apoyo y colaboración total a las elecciones presidenciales del doctor Álvaro Uribe Vélez, esto es innegable, había muchas personas que nos mandaban razones, que teníamos contacto con ellos, entre ellos el doctor Mario Uribe que era prácticamente parte orgánica de nuestra organización y era conocido en la organización como ‘El Ingeniero’ para el periodo 2002-2006 y luego para 2006-2010. Inclusive en la mesa de negociación ya en la época de la reelección el comisionado lo dijo muy claro: ‘La continuidad de este proceso depende de la reelección del presidente Uribe, por eso hay que apoyarlo’ y esa sugerencia, esa insinuación o esa orden como se quiera entender la acatamos en su totalidad".

Nosotros teníamos en Medellín una gran influencia sobre las comunidades, allí muchas de las personas que aspiraron a la Alcaldía o a Senado durante la génesis del bloque tuvieron de una u otra manera relación con nosotros. Allí se puso a una persona al frente que fue Rocío Arias y se hizo una alianza con el Bloque Central Bolívar, ellos tenían un movimiento que era Convergencia Cívica (Ciudadana), incluso uno de los fundadores era el gobernador Hugo Aguilar y había un problema cuando este movimiento empezó porque ellos tenían en sus filas a un señor de nombre Pauselino que fue alcalde de Cúcuta y que de acuerdo a nuestra información era muy cercano al Eln. Aguilar fue a hablar con el comandante Castaño y Mancuso, yo estuve en esa reunión, y le dijimos que había ese problema con este señor. La autodefensa lo da de baja. Y ahí es donde se le da el apoyo al señor Aguilar y lo pongo en contacto con la gente del bloque Central Bolívar. ¿Por qué lo conozco? Por qué con él estuve en el Bloque de Búsqueda cuando la lucha contra Pablo Escobar.

En Córdoba estaba Eleonora Pineda, y por mi cercanía con Carlos y Mancuso yo estaba enterado de todas las personas que eran simpatizantes y tenían el apoyo de la organización. Yo diría que en Córdoba prácticamente no hubo un político que no fuera cercano a las autodefensas porque allá el control era total. Y como usted puede ver esta el caso del famoso acuerdo de Santa Fe de Ralito que hay un documento en donde aparezco como firmante con el nombre de Adolfo Paz, que era mi seudónimo.

Estaba el caso del doctor Mario Uribe, una persona cercana a la organización, contó con apoyo y respaldo; estaba Miguel de la Espriella en Córdoba, estaba el señor Carlos Ordosgoitia, el señor Julio Manzur. Estos dos últimos eran el contacto entre Pastrana y el comandante Carlos Castaño. Estaba Zulema Jattín en Córdoba. Ellos eran los más relevantes.

Hay muchas otras personas de las que quizá no recuerde sus nombres en este momento, pero en el caso de Antioquia había muchas personas, a través de la Corporación hicimos muchos contactos. En la alcaldía apoyamos al doctor Alonso Salazar en su momento y a otras personas del departamento para sus aspiraciones políticas. Una de los puntos fuertes de nosotros era Envigado y la zona de Urabá tenía conocimiento de lo que pasaba por mi relación con el comandantes El Alemán y Pedro Bonito que manejaban esa zona y yo les ayudé a estructurar su proyecto político porque era una de mis labores. Rocío Arias era una de las personas que tenía mayor contacto con algunos políticos porque ella era la parte visible en el trabajo político y de masas".