Consejo de Estado aceptó demanda contra la Nación de exdirectora del IDU

Liliana Pardo pide 315 millones por daños y prejuicios causados por la sanción que la inhabilitó por 11 años.

El Consejo de Estado aceptó la demanda contra la Nación interpuesta por la exdirectora del IDU, Liliana Pardo Gaona, en la cual pide 315 millones de pesos por los daños y prejuicios causados por la sanción disciplinaria de la Procuraduría en la cual se le inhabilitó por 11 años para ejercer cargos públicos.

La exfuncionaria alegó haber padecido numerosas angustias a raíz de la decisión del Ministerio Público, por cuanto exige que el fallo se deje sin efectos jurídicos y además que sea reparada ante el Consejo de Estado.

Igualmente solicitó que se revoque la sanción disciplinaria en su contra, argumentando que no incurrió en ningún delito y que el fallo fue emitido sin valorar las pruebas que su defensa presentó. 

En el fallo sancionatorio se indica que Gaona Cruz incurrió en irregularidades en procesos de contratación celebrados entre 2007 y 2008 puesto que no ejerció el control y la vigilancia requerida sobre las funciones delegadas al entonces subdirector técnico del Instituto, Inocencio Meléndez. 

La decisión adoptada por la Procuraduría señala que Inocencio Meléndez Julio, en virtud de las funciones Liliana Pardo le delegó, suscribió 10 contratos de prestación de servicios sin el cumplimiento de las disposiciones legales.

“No hay duda de que cada uno de los contratos que suscribió el señor Inocencio Meléndez superó el valor máximo estipulado en la tabla de tarifas reglamentarias del IDU, el cual no superaba los $10.450.000”, señaló el fallo disciplinario. 

Adicionalmente, el órgano de control le reprochó la cesión de uno de los contratos de prestación de servicios sin citar y analizar los motivos y fundamentos que ameritaban la cesión.